Este fin de semana, Ana María Aldón rompía a llorar desconsoladamente al ver como José Ortega Cano hablaba con absoluta devoción de Rocío Jurado: "¿Qué hago yo aquí si mi marido está enamorado de Rocío Jurado?", se preguntaba la diseñadora. Unas declaraciones que no han gustado absolutamente nada al diestro.

Este lunes, cansado de los comentarios, José Ortega Cano entraba en directo en 'El Programa del verano' y mostraba su enorme disgusto por la revelación de su mujer: "Ella sabe lo que yo la quiero, lo que la amo y lo que la cuido. No hay derecho a que digan que yo la ninguneo", manifestaba el torero muy molesto con la situación.

Artículo relacionado

Ortega Cano ha recalcado en varias ocasiones durante su intervención que siempre ha estado al lado de Ana María: "La doy todo el sitio que merece y más en todos los aspectos. Está atendida, la trato como mi mujer y tenemos un hijo maravilloso", puntualizaba.

El programa de AR

José Ortega Cano entra en directo en 'El programa del verano'

Mediaset

Ortega Cano se ha mostrado arrepentido de haber concedido la entrevista al programa 'Viva el verano' y de alguna manera ha 'culpado' a su mujer de ello: "Yo no quería ir al programa porque me siento agotado de los medios de comunicación. Ella era la primera que me animaba para que fuera al programa, no entiendo que tenga esa reacción a destiempo porque yo soy su marido y me porto fenomenal con ella", señalaba disgustado. Si algo ha quedado patente en esta intervención telefónica es que lejos de preocuparse por los sentimientos de su mujer, lo que le interesa verdaderamente es la opinión pública: "Yo no puedo quedar en ese lugar de cara a la gente".

Artículo relacionado

Tal y como ha desvelado el propio torero, dos días después de la revelación de Ana María el matrimonio todavía no ha tenido una conversación: "No he hablado del tema con ella todavía porque no quiero. Quiero llevar una vida tranquila, he pasado mucho en mi vida" y reiteraba "me he volcado con ella en todos los sentidos, no quiero presumir pero ella me ha tenido y me tiene a su disposición".

El torero ha admitido que las palabras de su mujer le cogieron absolutamente por sorpresa y terminaba la conexión telefónica con unas declaraciones que no han hecho más que empeorar la polémica: "No se puede decir que ella se acuerda mucho de Rocío (Jurado) y luego que ella qué pinta ahí, no lo entiendo pero bueno, trataré de que ella se sienta más querida por mi. Pero os prometo que estoy entregado con ella en cuerpo y alma", sentenciaba.