Solo dos días de sufrir una aparatosa cogida por la que tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital para ser operado, José Antonio Canales Rivera ha recibido el alta este domingo. El torero, animado aunque visiblemente cansado, abandonaba el centro médico en silla de ruedas y acompañado de su novia Isabel Márquez, quien no se ha separado de su lado ni un instante.

Artículo recomendado

Isabel Márquez, novia de Canales Rivera, no se separa de su lado tras ser operado de urgencia: Primeras declaraciones desde el hospital

Isabel Márquez, novia de Canales Rivera, no se separa de su lado tras ser operado de urgencia: Primeras declaraciones desde el hospital

Canales Rivera no ha dudado en atender a la prensa y contar personalmente como se encuentra. El torero ha confesado que se encuentra "bien" aunque "dolorido" y afortunadamente todo ha quedado en un susto que él mismo ha definido como "terrible". "Estas cosas cuando uno se viste de torero pasan", apuntaba con sentido del humor. A sus 48 años, es consciente que la recuperación será más lenta pero afortunadamente ya descansa en casa con los suyos.

Tal y como él mismo ha contado, la gravedad de la cogida fue tal que tuvo que ser intervenido hasta en dos ocasiones, la primera vez en la plaza de toros y la segunda en el hospital de Ciudad Real. ¡Todas las declaraciones de Canales Rivera en el vídeo!

El protagonista no ha querido dejar pasar el momento para resaltar el papel de Isabel, su apoyo incondicional en estos momentos tan delicados: "Si el campeón soy yo ella no os quiero ni contar. Ha estado a mi lado cuidándome y haciéndome las cosas más fáciles", subrayaba. También ha revelado que tanto su primo Kiko como Cayetano Rivera se han preocupado por su salud, algo que le ha hecho muy feliz. Ahora Canales se ha trasladado hasta casa donde seguirá con la recuperación.

Canales Rivera y su novia Isabel

Canales Rivera recibe el alta acompañado por su novia Isabel

GTRES