No tiene miedo a nada. Jorge Javier Vázquez cambiaba de silla en 'Sábado deluxe' para someterse a un poli en el que no ha dudado en responder a todo. El presentador ya ha dejado claro en muchas ocasiones que aquí se viene a jugar y volvió a demostrarlo. “En estos momentos de mi vida, no le hago ascos a nada, quiero pasármelo bien”, confesaba directo y divertido. El tema amor dio para mucho y terminó salpicando a un viejo conocido por todos. ¿Le hace gracia David Valldeperas? ¿Le parece atractivo? Jorge Javier responde...

Artículo recomendado

Jorge Javier Vázquez, sobre Isabel Pantoja: "Es una persona que ha gestionado muy mal su vida"

Jorge Javier Vázquez, sobre Isabel Pantoja: "Es una persona que ha gestionado muy mal su vida"

“David es muy atractivo”. Jorge Javier terminaba confesando, porque el poli así lo dictaminaba, que su actual jefe de 'Sálvame' le hacía un poco de tilín. Algo que viene del pasado pero que el presentador no ha dudado en confesar. “Años atrás hubiera sido la perdición de los dos”, bromeaba con su típica ironía. “Los dos somos así muy golfos...”. Los compañeros presentes en el plató no podían evitar contagiarse del humor de Jorge Javier.

“Tiene la típica golfería que a mí me hace gracia”, puntualizaba. El presentador se encuentra en un momento de tranquilidad vital y eso se nota. Son numerosas las aventuras que semana tras semana nos cuenta en su blog de Lecturas sobre sus tonteos y sus conquistas. “No hay semana en la que no tenga dos o incluso tres citas”, escribía hace pocos días. “Mi vida se ha convertido en un ‘First Dates’ perenne”.

Jorge Javier Vázquez
Telecinco

Una complicidad que traspasa la pantalla

El entendimiento entre Jorge Javier y David Valldeperas es más que evidente. El presentador y el director de 'Sálvame' se conocen, comparten referentes y sentido del humor y saben perfectamente lo que va a hacer el otro sin ni siquiera decirlo. Es un tándem que traspasa la pantalla y que deja claro que son muy parecidos en muchos aspectos. ¿Hubieran hecho una buena pareja? Pues nunca se sabe pero, desde luego, se lo hubiesen pasado bien.