Ahora que Rocío Carrasco se ha liberado de la losa que la ha tenido atenazada durante años, todos creíamos que la hija de la más grande puede con todo, pero no es así, o no lo es del todo. Ha sido Jorge Javier Vázquez, presentador de 'Sálvame', del 'Deluxe', bloguero de Lecturas, y autor del último 'best-seller' del año, 'Antes del olvido'', quien ha sacado a la luz el complejo que, a sus 45 años, todavía atormenta a Rocío Carrasco y le provoca una gran inseguridad. Y es que si hay algo de lo que Rocío Carrasco puede presumir es de lucir un tipazo espectacular, pero ella, al parecer no piensa lo mismo.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco se proclama ganadora del 'Mediafest Night Fever' y revela a qué va a destinar el premio

rocio carrasco y shaila durcal

Explica Jorge Javier, en la entrevista en exclusiva que concedió a Luis Pliego, director de Lecturas, qué detalle es el que abochorna a Rocío Carrasco. "Un día quedamos en mi casa en verano y le dije: 'Vamos a la piscina". La respuesta de Rocío Carrasco no se la esperaba. "A mí me da mucha vergüenza quedarme en biquini delante de las personas", dijo Rocío.

Jorge Javier Vázquez y Rocío Carrasco
Gtres

"¿Perdona? Hacía en Madrid un calor sofocante y la tía no se puso en biquini. A mí me producen mucha ternura esas historias", comenta Jorge Javier, quien a raíz de las dos series y los especiales de Rocío Carrasco y Rocío Jurado ha trabado una gran amistad con la hija de la más grande.

Sobre Rocío Carrasco, a la que Jorge le dedica un capítulo en su último libro, el presentador añade: "Y luego hay una cosa que me llama mucho la atención de ella y que me gusta mucho y es que es cero chismosa, pero porque ha sido víctima del chisme. Recordemos aquella frase de Rocío Jurado: 'Yo no soy un chisme", nos cuenta Jorge.