Cuatro finalistas de 16 concursantes que viajaron a Cayo Cochino. Un ganador, que en esta edición lleva el nombre de Jorge Díaz.

Casi 80 días viéndoles dormir en el suelo, tener mil y un roces (algunos menos cariñosos que otros), pasar hambre, echar de menos, llorar de agotamiento y frustración , pero también de orgullo.

Artículo relacionado

Jorge Díaz y Mila Ximénez, como finalistas; y Yola Berrocal y Suso, como nominados se la jugaban esta noche. Al inicio de la noche esperábamos que vinieran relajados y descansados después de aterrizar el lunes en Barajas, pues se intuía una velada dura. Las preguntas que asaltaban: ¿Le llevará a Yola hasta el premio final su estrategia de "dar pena", como no han parado de repetir sus contrincantes? ¿Ganará Mila por ese supuesto trato de favor del que hablan sus detractores? ¿Superará su nominación Suso y se alzará hacia lo más alto? ¿O lo hará el modelo, que ha tenido una gran progresión durante esta edición?

Finalmente, a la 1:45 quedaba desvelada la incógnita: Jorge Javier Vázquez, con Jorge a su derecha y Yola a su izquierda, pronunciaba el nombre del modelo como justo ganador del reality. El delirio se desataba en el plató y cogían en volandas a Díaz. Todos deseaban tocar, abrazar y felicitar al ganador y al presentador le costó lo suyo atraerle hacia él para que Christopher, ganador de la edición anterior, le hiciera entrega del título de 'Superviviente 2016'.

Los concursantes llegaban en globo a los estudios de Mediaset. Los primeros en aparecer fueron Suso y Yola, a quien Jorge Javier les informaba que, nada más pisar el plató, iban a pasar ya por el trago de la eliminación. Una vez estuvieron también Mila y Jorge Díaz en las inmediaciones de Telecinco, llegó la primera expulsión: Suso se quedaba a las puertas de ganar, después de que la audiencia salvara a Yola.

Los tres finalistas (Jorge, Mila y Yola) pasaban a la prueba de apnea, en la que se acabó imponiendo Jorge, con una diferencia de 40 segundos respecto a Yola. Mila y Yola volvían a dejar su suerte en manos de la audiencia para seguir dentro de la competición.

Uno de los momentos 'me quedo muerta' de la noche fue cuando, dentro de lo parca que es siempre, Dulce habló. Fue breve, pero dejó caer un ¡zas! que debió rechinar en el clan Pantoja. "A estas alturas, es más duro vivir en Cantora, que en 'Supervivientes'", confesaba a Jorge Javier Vázquez.

Finalmente, Mila no pudo llegar a competir por alzarse como ganadora del reality, tras quedar apeada por el voto de la audiencia. La final la jugaron Jorge contra Yola.

Uno de los momentos más emotivos y vibrantes de la noche lo protagonizó Mila al reunirse con los suyos, especialmente con su hija Alba, y con su compañero y amigo, Jorge Javier. Cuando el presentador le comunicó que va a presentar 'Gran Hermano 17', la colaboradora de 'Sálvame', muy salada, le soltó: "¿Cuántos programas te quedan por presentar?".