Joaquín Sabina está haciendo frente a las horas más decisivas de su vida. El cantante tenía que ser operado de urgencia el pasado jueves 13 de febrero tras la aparatosa caída que sufrió durante un concierto en el Wizink Center de Madrid. El intérprete sufría un hematoma intercraneal, lo que lo llevaba a pasar por quirófano. “La operación ha sido un éxito pero hay que esperar a la evolución”, aseguraba su representante poco después.

Artículo relacionado

A la espera de un nuevo parte médico, Sabina continúa en la UCI donde va a pertenecer al menos 24 horas más. Allí, ha recibido visitas muy especiales. Entre las personas de su entorno que han acudido al hospital para verlo se encuentran su hija Carmela, de 29 años. Fruto de la relación del intérprete con Isabel Oliart, la joven ha querido saber de primera mano cuál es el estado de salud de su padre.

Carmela hija Joaquín Sabina
GTRES

Poco se sabe de las dos hijas del intérprete, Carmela y Rocío, que siempre han intentado mantener un perfil bajo alejadas de la prensa. Mientras que la mayor se dedica al cine, la pequeña escribe poesía y practica yoga. Es más, una de las pocas veces que Carmela y Joaquín aparecieron juntos fue durante el estreno del cortometraje ‘Epitafios’, el cual había dirigido la joven.

Aunque Joaquín Sabina reconoció que durante su infancia no había estado todo lo encima que debía, ambas forman en la actualidad parte del núcleo más cercano del cantante. Por ello, no es de extrañar que se encuentren apoyándolo en estos durísimos momentos.

Otra de las personas que han querido acercarse al hospital para interesarse sobre el estado de salud de Joaquin Sabina ha sido Joan Manuel Serrat. Cabe recordar que los dos artistas se encontraban compartiendo escenario cuando se produjo la aparatosa caída en el Wizink Center de Madrid.

Serrat
GTRES

A su salida del centro médico, Serrat ha querido dar el último parte médico sobre su compañero de escenario. "Estamos contentos, porque está ahí todavía. Está bien está consciente y habla. Pero de momento solo toca esperar", ha afirmado ante los medios de comunicación.

Artículo relacionado

Joaquín Sabina se precipitó desde el escenario durante un concierto en Madrid. Tras el susto inicial, quiso calmar a todos antes de ser trasladado al hospital. “Estas cosas solo me pasan en Madrid y lo siento mucho”, afirmó en silla de ruedas sobre el escenario. Una vez en el centro médico, tuvo que quedarse en observación hasta que finalmente fue operado de urgencia por un hematoma intercraneal.