El enfrentamiento entre Aurah Ruiz y Jesé Rodríguez ha dando un importante salto. Tras haber puesto en entredicho la vida personal del futbolista, ahora también ha terminado afectando a la vertiente profesional. El Stoke City, el club británico donde, hasta ahora, jugaba el canario, ha confirmado su salida definitiva. Jesé no pisará ya el terreno de juego con la camiseta del Stoke, ni recibirá ninguna remuneración por parte de los británicos. Un revés que deja su futuro muy en el aire...

Artículo relacionado

El pulso que Jesé Rodríguez ha mantenido con el club Stoke City ha terminado de la peor forma posible. El futbolista aprovechaba un permiso especial concedido por el equipo con objetivo de visitar a su hijo Nyan para desaparecer y saltarse los entrenamientos. La propia formación deportiva aseguraba desconocer su paradero cuando Rodríguez ya debía haberse incorporado a sus rutinas diarias. La gota que colmó el vaso en la paciencia de los británicos.

Ahora, a través de un comunicado, el Stoke City ha confirmado lo que se venía rumoreando durante las últimas semana: Jesé abandona el equipo. El futbolista se marcha del club británico por “razones personales”. El equipo ha dado permiso al deportista para que abandone su puesto, eso sí, de forma no remunerada, antes del final de finalizar la cesión por parte del Paris Saint Germain. Parece que se han hartado ya de sus irregularidades.

La reacción por parte de Aurah no se ha hecho esperar. La canaria ha recriminado al futbolista que utilice a su hijo para librarse de las obligaciones laborales. De hecho, en el polémico permiso no estuvo más que cinco minutos con el pequeño Nyan, pues se personó en el hospital junto a dos desconocidos que no tenían por qué estar allí. Fue la propia extronista la que narró lo ocurrido a través de sus redes sociales.

El futuro del futbolista se presenta peor que nunca. A sus 25 años, Jesé está muy cuestionado a nivel personal y profesional. ¿Conseguirá remontar o acabará esto de rematar su carrera? Pronto conoceremos cuál será su próximo movimiento.