Ivana Icardi se ha visto envuelta en una nueva polémica, esta vez, en lo que respecta al hecho de que haya decidido no darle el pecho a su hija, Giorgia. En sus redes sociales, Ivana Icardi ha sido duramente criticada por apostar por la lactancia artificial en lugar de la lactancia materna, una decisión que, en ocasiones, no siempre es fácil de tomar para la madre, pero que, en cualquier caso, debe ser respetada por todos.

Artículo recomendado

Gloria Camila, Albert Barranco y Jorge Pérez, invitados estrella a la fiesta de cumpleaños de Rocío Flores

Gloria Camila, Albert Barranco y Jorge Pérez, invitados estrella a la fiesta de cumpleaños de Rocío Flores

“Increíble cómo el tema de la lactancia levanta ampollas, me han llegado mensajes de todo tipo, muchísimos buenos, todo hay que decirlo. Y las que me han dicho que soy egoísta, quería decir que pensaran un poco en las mujeres que no pueden dar el pecho, por culpa de esta gente que señala con el dedo se sienten frustradas como madres, o peores madres", ha dicho Ivana Icardi en sus stories.

Ivana Icardi, en su respuesta, pide respeto para todas las madres. "Hay que ser empáticos, que te miren raro por no dar el pecho, no sé, hay que respetar las decisiones de todo el mundo. Cambiar a mejor, dejad de pensar lo que hace el resto, hay que mirarse a una misma y ver qué es más importante. Que las personas que no dan el pecho que lo digan abiertamente sin ser linchadas”.

Artículo recomendado

Julia Janeiro explota contra 'Sálvame': "El feminismo lo usáis para lo que queréis"

Julia Janeiro explota contra 'Sálvame': "El feminismo lo usáis para lo que queréis"

Giorgia, la primera hija en común de Ivana Icardi y Hugo Sierra, nació el pasado mes de agosto. Ivana se desvive por su pequeña, que crece la mar de sana y se ha convertido en la alegría de la familia. "Qué lindo es ser tu mamá, mimosina mía", le escribió la argentina a la pequeña en su cuenta de Instagram.

La lactancia materna ha sido siempre motivo de debate. Nadie discute que esta sea la manera más natural de alimentar a un bebé, pero sí se cuestiona a veces el hecho de que haya madres que opten por la lactancia artificial, bien porque el bebé rechaza la leche materna, o por el hecho de que sea imposible para la mamá compaginar maternidad y trabajo, es decir, la ansiada conciliación familiar. Sea como fuere, es una decisión muy personal y está demostrado que los bebés alimentados con lactancia artificial pueden criarse igual de sanos y felices que aquellos que han sido amamantados por sus madres.