Ivana Icardi cuenta los días para abrazar a su pequeña Georgia y los nervios están a flor de piel. La novia de Hugo Sierra no ha podido evitar las lágrimas al compartir en su canal de Mtmad los miedos que siente ante el inminente nacimiento de su primera hija y ha contado el sobresalto que ha sufrido y por el que tuvo que acudir rápidamente al hospital.

Artículo relacionado

Ivana, muy asustada, acudió a urgencias tras sufrir un sangrado durante la noche. "Hugo estaba de viaje y tardé un poco en contárselo", ha explicado. La exsuperviviente ya está más tranquila pero pasó un buen susto hasta que en el hospital le confirmaron que "no era nada". "Me monitorizaron un buen rato y me explicaron que el sangrado pudo deberse a una fuerte contracción durante la noche. Me asustó porque la sangre era súper roja, como cuando te cortas", ha explicado.

Ivana Icardi

Ivana Icardi explica por qué ha tenido que acudir al hospital en la recta final de su embarazo.

MTMAD

Afortunadamente, todo se arregló y le confirmaron que tanto ella como su bebé están perfectamente y que solo toca esperar a que la pequeña Giorgia se anime a nacer. Ivana Icardi y Hugo Sierra están en una nube y es que la llegada al mundo de su primera hija en común les tiene emocionadísimos, la pareja afronta la recta final de su embarazo con emoción y también muchos miedos.

"Me ha llegado a limitar el miedo hasta el punto de pensarme si tener o no hijos, porque no quiero que sufran", ha explicado Ivana Icardi para hacer entender el cóctel de sentimientos que tiene ahora mismo dentro. La argentina espera con amor el nacimiento de su hija pero también es consciente de la responsabilidad que ello implica y, como mamá primeriza, está llena de inseguridades. "Pienso en lo que debe haber sufrido mi madre y me emociono", ha dicho la novia de Hugo Sierra sin poder evitar las lágrimas.

ivana icardi
Instagram @ivannaicardi

Giorgia está a punto de venir al mundo y su nacimiento confirma que el amor que la pareja se profesó en 'Supervivientes 2020' era puro y verdadero. Ni en los Cayos Cochinos vivieron una aventura más intensa y bonita que esta.