Ivana Icardi daba a luz a su primera hija el pasado 6 de agosto y solo tres semanas después, totalmente recuperada, la influencer ya ha retomado sus compromisos profesionales. Aunque no ha querido especificar de qué se trataba, la argentina ha querido compartir con todos sus seguidores el percance que ha tenido en medio de la sesión de fotos.

"Lactancia materna, trabajo y sus inconvenientes cuando te quitas 5 minutos los protectores", escribía Ivana Icardi en tono jocoso junto a una enorme mancha de leche en su top. Cada día más activa en redes sociales, la pareja de Hugo Sierra va contando m��s detalles de como está viviendo esta etapa que ella misma ha definido como "mágica".

Artículo relacionado

Ivana Icardi mancha

Ivana Icardi comparte los inconvenientes de la lactancia materna

Instagram @ivannaicardi

Poco a poco, Ivana va recuperando su rutina diaria y en menos de un mes ha perdido todo el peso que ganó durante el embarazo: "Gané 9 kilos y he perdido 10. Peso 69 ahora", eso sí, su figura se ha transformado por completo: "Estoy blanda como un flan, se nota que lo único que hice fue caminar en el embarazo", cuenta.

La realidad de la maternidad

Aunque la llegada de Giorgia ha sido un sueño hecho realidad no es todo de color de rosa. Lejos de mostrar una situación idílica, Ivana Icardi está decidida a compartir su experiencia como mamá primeriza, unas revelaciones que no han estado exentas de polémicas. La argentina ha hablado de todo, desde la adaptación a su nueva vida, hasta los cambios físicos y psicológicos que atraviesa pero ha sido la decisión de darle lactancia mixta (combinar el pecho con leche artificial) a su hija lo que ha suscitado más críticas: "Fue algo muy polémico durante mi estancia en el hospital", relataba con cierta indignación y es que se trata de una alimentación como otra cualquiera. "Giorgia come demasiado bien, diría yo. Es un bebé muy grande y demanda mucho. Combinar pecho con fórmula fue la mejor decisión", sentenciaba.