Desde que Kiko Rivera revelase a sus hermanos que había visto todas las pertenencias de su padre, Paquirri, en Cantora el polémico 2 de agosto, Francisco y Cayetano Rivera se pusieron manos a la obra. Su objetivo es recuperar lo que es suyo y piensan llegar hasta el final para que así sea.

Los hermanos Rivera solicitaron los enseres a través de varios requerimientos notariales pero Isabel Pantoja, desde su encierro a cal y canto en la finca, hizo caso omiso a la petición. Sin embargo, algo podría haber cambiado en el pensamiento de la tonadillera y las últimas informaciones aseguran que, muy a su pesar, estaría dispuesta a llegar a un acuerdo con los hijos mayores de su marido para zanjar esta guerra cuanto antes y así evitar llegar a juicio.

Artículo relacionado

Ha sido Paloma García Pelayo quien, desde 'El Programa de AR' ha adelantado los planes más inmediatos de Isabel Pantoja: "El pleito era inminente, la demanda estaba por llegar y ahora la cantante habría autorizado la negociación para entregar los enseres personales a sus hijos mayores", contaba. Este inesperado movimiento tendría que contar con la probación de todas las partes y, por el momento, los protagonistas prefieren mantener silencio al respecto.

Lo que todavía es una incógnita es de qué tipo de objetos de Paquirri estaría dispuesta a desprenderse Isabel Pantoja. Cabe recordar, que la artista ha cuidado a lo largo de 36 años de todo como si de un tesoro se tratara de capotes, trajes, espadas... mientras que Francisco y Cayetano han perseguido hasta la saciedad hacerse con alguno de los trajes de luces de su progenitor. Parece que los hijos de Carmen Ordóñez están cada día más cerca de cumplir el deseo que llevan persiguiendo años.