Nubarrones de tormenta se ciernen cobre el cielo de Cantora. A Isabel Pantoja se le agota el plazo para saldar sus deudas con Hacienda, que ascenderían a un total de 2,5 millones de euros, según informó la periodista Paloma García Pelayo.

Hacienda ya se ha cansado de esperar y le ha puesto de plazo a Isabel Pantoja el 11 de marzo, si no paga, comenzarán a embargarle todos sus bienes, entre ellos, la joya de la corona, Cantora, la finca que adquirió Paquirri en Medina Sidonia (Cádiz) y que está siendo objeto de disputa entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, a quien pertenece el 47,6 por ciento de la propiedad. María Patiño afirmó en 'Sábado Deluxe' que el término del plazo impuesto por Hacienda a Isabel Pantoja ha sido publicado ya en el Boletín Oficial del Estado.

Artículo relacionado

'Socialité' se puso en contacto con una abogada que explicó que, de no saldar la deuda con el fisco, a Isabel Pantoja "primero se le embargaría el efectivo y, después, los bienes inmuebles, hasta alcanzar el montante de la deuda". La parte de Kiko Rivera no estaría bajo el yugo del embargo puesto que Kiko ya satisfizo su deuda con la Agencia Tributaria, así que su parte está libre de cargas. Sin embargo, y según explicó Paloma García Pelayo, la hipoteca de Cantora –otra de las deudas que contrajo Isabel Pantoja– lleva un año sin pagarse. La abogada afirmó que "ahí sí que Kiko Rivera podría ver peligrar su parte de la finca".

Precisamente, una de las reclamaciones de Kiko Rivera a su madre tiene que ver con la hipoteca, ya que él no quiere que, en caso de faltar Isabel Pantoja, esa deuda recaiga sobre él y sobre sus hijas. De momento, madre e hijo siguen sin aclarar ni resolver sus desencuentros y, por la postura de Isabel Pantoja y la firme decisión de Kiko de no echarse atrás, no parece que el conflicto tenga vías de solución.