Sea cual sea el momento vital al que esté haciendo frente, hay una tradición que Isabel Pantoja no perdona. Como cada año, la cantante ha enviado una corona de flores blancas a la tumba de su marido, Francisco Rivera, de cara a la celebración del Día de los Difuntos. La tonadillera se ha encargado personalmente de que bajo los pies de la figura que recuerda al afamado torero vuelva a reposar este detalle en el que, además, no ha variado el mensaje.

Artículo relacionado

Como cada año, en la corona se lee: “Tu mujer y tu hijo no te olvidan”. Una frase muy significativa en esta ocasión debido a que Isabel Pantoja y Kiko Rivera están viviendo un fuerte distanciamiento público, marcado por los continuos reproches que hacen que cada vez parezca más que su relación es insalvable.

Con este gesto, Isabel Pantoja vuelve a dejar claro una vez más que Paquirri sigue presente en sus pensamientos por muchos años que pasen. El dolor que supuso que un toro le arrancase al amor de su vida jamás se olvida, tal y como ha dejado claro la tonadillera en numerosas ocasiones. Sin ir más lejos, durante su paso por Idol Kids, la cantante no pudo contener las lágrimas al recordar lo que supuso para ella perder al amor de su vida. “Eran 36 años los que tenía y yo 27… Y me quedé sin él en 17 meses y con un Nuño de 7 meses. Eso te revuelve todo y toda la vida, y criar a un niño sola… Con muy poco tiempo me lo dejó, pero fui la mujer más feliz del mundo”, aseguró entonces.

Artículo relacionado

La cantante ha dejado claro en numerosas ocasiones que, para ella, la muerte de Paquirri fue el momento más duro de su vida. Así, año tras año, una corona reposa sobre su tumba recordándole, allá donde esté, que su viuda y su hijo pequeño no le olvidan, por muchas diferencias que tengan entre ambos.