Si hubiese alguna posibilidad de vender Cantora, hoy por hoy, no se encontraría ni de lejos en la prioridad de Isabel Pantoja. Lo ha contado su hija Isa Pantoja quien, para dar una dimensión más real y certera de la vida que lleva su madre en estos momentos, ha acabado desvelando qué es lo que la está dejando al límite de sus fuerzas y ha reducido a la mínima expresión las rutinas de su día a día.

En los últimos meses, doña Ana, madre de Isabel Pantoja, a quien adora y por la que se desvive en cuidados, ha experimentado un 'bajón' de salud que la tiene preocupada y sensible. Estos años, la matriarca de Cantora, de 89 años, ha ido sufriendo indisposiciones y problemas derivados de su edad y de su enfermedad degenerativa, el último de ellos fue un ictus hace poco más de un año, que obligaron a Isabel Pantoja a abandonar las grabaciones de 'Idol Kids'.

Artículo relacionado

Desde entonces, Isabel Pantoja ha vivido encerrada en la finca familiar, y más en este año de pandemia, colmando de atenciones y cuidados a doña Ana. De ahí, que no exista nada más en su mente más importante que la salud de la persona más importante de su vida, tal como ha señalado Isa Pantoja este miércoles en 'El programa de AR'.

Isa Pantoja en 'El Programa de AR'

Isa Pantoja en 'El Programa de AR'

Telecinco

La tristeza que arrastra Isabel Pantoja por el delicado estado de su madre se ha agravado debido a los nuevos problemas que pugnan por dinamitar la paz familiar y que se concentran en la posibilidad de vender Cantora. "Yo la he visto destrozada. Desde hace semanas, voy todos los fines de semana, estoy con ella, nos quedamos días... La llamé después del 'Deluxe' de mi hermano y me dijo que estaba muy mal, que no quería hablar con nadie, que necesitaba pensar las cosas. Mi madre tiene que estar muy mal, porque ni siquiera quiere hablar de ello", ha señalado su hija.

Artículo relacionado

Lo ocurrido ha sido la gota que colma el vaso, pues, tal como ha subrayado también Isa Pantoja, "mi madre está en una situación que no duerme, que no descansa, porque está día y noche cuidando a una mujer mayor que es mi abuela". Y ha recalcado: "Lo está pasando muy mal".

La venta de Cantora, en el aire

Isa, que ha contado en exclusiva en Lecturas todos los detalles de su futura boda con Asraf, ha apuntado como la salud de su abuela, el motivo real que hace imposible, por ahora, que su madre se plantee vender la finca familiar, herencia de Paquirri. "No creo que esté dispuesta a vender Cantora porque la situación está de por sí ahora mal, y además mi abuela está mal", explicaba en directo.

Con sus viejas tensiones ya en el recuerdo y las heridas curadas, Isa Pantoja está muy pendiente de su madre, y no puede evitar preocuparse por la medida en que la afectan las circunstancias que la rodea en las últimas semanas. La joven ha optado por armase de paciencia y respetar los sentimientos y la actitud de la tonadillera, dejándole claro que está a su lado para lo que necesite y cuando lo necesite. "Queremos que mi madre salga más, pero no voy a decirle cómo tiene que vivir su vida. Tenemos que respetarla, quererla mucho, porque también ella es mayor. Espero que todo se arregle", ha afirmado, finalmente.