La vida de Isabel Pantoja está plagada de dramas, que le suceden uno tras otro sin casi darle tregua alguna. Todos los años, sin embargo, cuando llegaba el 2 de agosto, era fiesta grande en Cantora, pues tal día como hoy, Isabel Pantoja celebra su cumpleaños. Sus hijos, sus nietos, su sobrina, amigos fieles como Las Mellis, Raquel Bollo, Chelo, Luis Rollán... las presidentas de sus clubes de fans, e incluso muchas seguidoras que hasta pagaban un dinero para poder asistir al cumpleaños de la tonadillera, nadie faltaba ese día en aquella fiesta que podía durar hasta el amanecer del día siguiente. Comida, bebida, música... nada faltaba en un día tan especial para Isabel y para sus invitados.

Artículo relacionado

Este año, Isabel Pantoja cumple 65, sin embargo, va a ser uno de los aniversarios más tristes para Isabel Pantoja, exceptuando, lógicamente, el primero que pasó tras enviudar de Paquirri o los que pasó en la cárcel de Alcalá de Guadaíra. Distanciada, más que nunca, de sus dos hijos, Kiko Rivera e Isa Pantoja, y de sus nietos Francisco, Ana, Carlota, hijos de Kiko, y de Albertito, el hijo de Isa, Isabel Pantoja pasará su cumpleaños en soledad, con la única compañía de su hermano y de su madre, muy enfermita ya. Tampoco estará su sobrina Anabel, que reside en Canarias junto a su novio, Omar Sánchez.

El 2 de agosto del año pasado fue el principio del fin de su relación con Kiko Rivera. Ese día, Kiko descubrió que su madre le había estado mintiendo todos estos años, pues vio con sus propios ojos los trajes y los trastos de su padre que, según la versión de Isabel, habían sido robados hace años, motivo por el cual la cantante nunca entregó esos enseres a los hijos de Paquirri, Fran y Cayetano Rivera.

Kiko, además, empezó a cuestionarse otras cosas y tirando del hilo descubrió que su madre y su tío, supuestamente, habrían hecho determinadas ventas de Cantora a sus espaldas, además de haberle hecho firmar papeles por los que hipotecaba su parte de la finca que le dejó su padre. Kiko tiene puesto el caso en manos de sus abogados y, por el momento, ha demandado a su tío.

Kiko Rivera, en el plató de 'Cantora: La herencia envenenada'

Kiko Rivera, en el plató de 'Cantora: La herencia envenenada', desahogándose con Jorge Javier Vázquez, donde denunció los supuestos trapicheos que su madre y su tío habrían hecho con la herencia de Paquirri.

Telecinco

Desde entonces, madre e hijo no se hablan. De rebote, Isa Pantoja tampoco mantiene relación con su madre. La última vez que fue a Cantora tuvo que saltar la verja para poder entrar. La última vez que Isabel Pantoja habló con Albertito fue con motivo del cumpleaños del niño, el pasado mes de marzo. Sí hemos sabido por Irene Rosales, que Isabel Pantoja felicita a sus hijas, Ana y Carlota, cuando es su cumpleaños, no siempre con la mejor de las fortunas, como cuando le dijo a su nieta Ana: "Soy tu abuela, no estoy muerta", pocos meses después de que falleciera la madre de Irene Rosales. Un comentario, sin duda, de muy mal gusto para decirle a una niña de cinco años.