Los motivos que llevan a Honduras a Isa Pantoja y a Alejandro Albalá, oficialmente ya divorciados, no pueden ser más distintos. El exmatrimonio partía hacía los Cayos Cochinos a primera hora de la mañana del 4 de abril, cuando no hacían 24 horas que habían firmado su divorcio. Los dos se embarcaban en un larguísimo viaje en el que ni uno ni otra tienen la más mínima intención de cruzar palabras. Con este ‘ambientazo’ no es raro que las primeras anécdotas ya hayan dado tenido lugar.

Artículo relacionado

Han llegado al aeropuerto JUNTOS, en el mismo vehículo que la producción de ‘Supervivientes’ ha puesto para ellos. En el trayecto, ni uno ni otro se han dicho ni pío, tal y como ellos mismos han asegurado, y mientras han estado haciendo la facturación, uno a escasos metros (dos a lo sumo) del otro, ni se han dirigido una mirada. Se han convertido en grandes expertos en el complicado arte de ignorar a un ex. Estar en el mismo plató en ‘Supervivientes’ les ha ayudado a depurar la técnica.

Una de las reporteras del programa de Ana Rosa ha querido estar ahí para desearles un feliz vuelo, y, de paso, entregarles un par de recuerdos. Mientras que a Isa le ha hecho entrega de unos novios de tarta de bodas, para cuando finalmente decida volver a dar el sí quiero (esta vez a Alberto), a Alejandro le ha entregado un remix con algunos temas de Pantoja para superar una ruptura; y es que, no olvidemos, el motivo que lleva al cántabro hasta Honduras es poder romper en vivo y en directo con Sofía. El joven ha cebado todo lo cebable la conversación que mantendrá con la superviviente y ha invitado a todos que seamos testigo del ‘hasta nunqui’ que le piensa dedicar nada más que la vea.