El momento ha llegado. Después de meses sin verse, Isa e Isabel Pantoja se han reencontrado en Cantora. El pasado martes fue un día de lo más difícil para la cantante por la angustia que sintió durante el juicio al que tuvo que acudir en Málaga. Su hija se encontraba en Madrid cumpliendo con su trabajo tanto en ‘El programa de Ana Rosa’ como en ‘Ya es mediodía’. Desde los platós, la joven aseguró que lo estaba pasando fatal e incluso llegó a abandonar su puesto en el programa presentado por Sonsoles Ónega entre lágrimas. Ante las cámaras aprovechó para lanzar un mensaje a su madre diciéndole que ella estaba ahí para cuando la necesitara y que estaba dispuesta a ir a Cantora para que se produjera el esperado reencuentro. Algo que ha cumplido de inmediato tal y como informa Europa Press en primicia.

Artículo recomendado

Isabel Pantoja habría desheredado a Kiko Rivera e Isa Pantoja para beneficiar a su hermano Agustín

Isabel Pantoja habría desheredado a Kiko Rivera e Isa Pantoja para beneficiar a su hermano Agustín

Este miércoles, Isa Pantoja viajó sola y en su propio coche hasta Cantora. De esta forma pudo tener ese encuentro con la cantante que tanto tiempo llevaba esperando. La última vez que se vieron, al menos que haya constancia, fue cuando el pasado mes de octubre falleció doña Ana, la madre de Isabel. Desde entonces la artista no había querido tener contacto con nadie, ni recibir visitas, ni salir ella de la finca. Pero seguro que esta visita de su hija le habrá reconfortado y animado en este momento tan complicado. Si quieres ver las imágenes de Isa saliendo de la finca, dale al play y mira cómo fue el momento.

Por ahora se desconoce si Isa Pantoja acordó con su madre el hecho de ir a visitarla a Cantora o si por decisión propia, cogió su coche y se plantó allí para darle ánimos y arroparla después de haberla visto destrozada durante el juicio. Sea como sea, habrá que esperar unos días para que Isa regrese a los programas de televisión en los que trabaja y dé los detalles de su encuentro con Isabel Pantoja.