Irene Rosales ha reaparecido esta tarde en televisión tras varios días en los que han estado muy presentes los rumores de crisis con Kiko Rivera. Durante toda la Navidad no había ni rastro de imágenes de la pareja junta en redes sociales. Ni en Nochebuena ni en Nochevieja se habían dedicado mensajes de buenos deseos, una actitud muy sospechosa que hizo que saltaran las alarmas. Hace dos días Kiko decidió compartir una foto en la que su mujer aparece dándole un beso y en la que él le recuerda lo mucho que le quiere.

Artículo relacionado

Hoy ha sido Irene Rosales la que durante su participación en ‘Viva la vida’ ha roto su silencio sobre las sospechosas publicaciones. Lo primero que ha reconocido es que está pasando un mal momento. “Yo no estoy bien” ha sido la frase con la que ha empezado su discurso. La nuera de Isabel Pantoja se ha mostrado muy contundente al hablar sobre el complicado momento que está atravesando: "por fin hoy voy a poder hablar”.

Irene Rosales

Y así lo ha hecho. “Yo no tengo crisis ninguna con Kiko. Ha habido momentos en los que hemos estado peor y nadie lo ha notado”, ha empezado a decir Irene. Y ha aclarado los motivos de su malestar. “Me tengo que excusar en que esté más ausente en las redes sociales o subiendo fotos con mi marido y mis hijas porque llevo unos meses pasando una mala racha, tengo a mi padre malo y ahora también está malita mi madre. Lleva malita unos meses y me estoy volcando en ella. De redes sociales no tengo tiempo ni ganas”, ha reconocido muy triste. Sobre qué papel está jugando Kiko en esta situación ha afirmado que “la persona que más me está apoyando y que más está a mi lado es mi marido. Para mí ahora mismo Kiko es mis manos y mis pies”.