Irene Rosales no puede más. La mujer de Kiko Rivera se encuentra totalmente colapsada debido al escándalo que se ha generado tras la muerte de doña Ana y la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez en La Graciosa. La excolaboradora de Viva la vida siempre se ha intentado mantener en un segundo plano y se ha limitado a apoyar a su marido pero, desgraciadamente, la polémica le ha salpicado de lleno y se ha mostrado un tanto molesta con la situación. Tras su visita a Cantora, Kiko tomó la firme decisión de no asistir al enlace de su prima, algo que afectó directamente a Irene y a sus hijas. Con mucho dolor, Irene cogió un vuelo de vuelta y fue una de las grandes ausentes en la ceremonia, algo por lo que recibió durísimas críticas. Después de un fin de semana de encierro, el matrimonio ha vuelto a recuperar la rutina e Irene se ha mostrado un tanto enfadada al sentirse agobiada por la presencia de los medios de comunicación en la puerta de su nuevo hogar... ¡Y Ana Rosa Quintana le ha frenado los pies!

Artículo relacionado

"Os puedo asegurar que me ha dado una pena enorme no acompañar a Anabel y Omar en su día tan especial pero yo he querido estar con mi marido y no me arrepiento de ello", con estas palabras Irene Rosales intentó justificar su plantón a Anabel Pantoja pero ahora, ha intentado por todos los medios apaciguar la situación y no ha querido decir ni una sola palabra sobre el evidente distanciamiento que existe entre los primos.

"No voy a hablar absolutamente nada ¡Cada vez que meta el coche tengo aquí a 10 personas, al final le voy a dar un porrazo al coche y me voy a enfadar!", ha soltado Irene Rosales a bocajarro y dejando claro que no piensa romper su silencio sobre absolutamente nada que pueda afectar a Kiko Rivera. El pasado mes de julio, la modelo abandonó su puesto como colaboradora en 'Viva la vida' debido a la presión a la que ha estado sometida durante meses y no está dispuesta a que su paz mental se vea de nuevo afectada.

irene rosales

Irene Rosales estalla en 'El programa de AR'.

Telecinco

Artículo relacionado

"No voy a hablar nada porque no es un tema que tenga que ver conmigo y yo ya me quité de la tele. Así que por favor, respetadme. No me agobiéis. No voy a contestar a nada", ha rematado volviendo a hacer referencia a su salida de Viva la vida. A pesar de los múltiples esfuerzos de Irene por dejar de ser el el ojo del huracán, no lo está consiguiendo ya que forma parte de uno de los clanes más polémicos y famosos del país y los enfrentamientos no dejan de suceder entre los miembros de la familia.

Ana Rosa Quintana, por su parte, no está de acuerdo con su actitud y ha defendido el trabajo que realizan cada día todos los miembros de su equipo, ya que lo último que desean es molestarla: "Tiene que tener en cuenta que ella trabaja... Este discurso que ha hecho, disculpadme, tiene sentido si es una señora que es mujer de no sé quién, que no sale en los medios, que no tiene nada que ver y que ni es noticia. Ella tiene que entender que está en los medios de comunicación, lo que no se puede es coger lo que nos interesa", ha asegurado la presentadora.

ana rosa quintana irene rosales

Ana Rosa Quintana afea la actitud de Irene Rosales ante la prensa.

Telecinco

Artículo relacionado

No hay duda de que el 'sí, quiero' de Anabel Pantoja ha supuesto un antes y un después y la paz familiar ha vuelto a estallar por los aires. Eso sí, Kiko Rivera e Isabel Pantoja, tras un año de distanciamiento, han dado un paso de gigante en su relación.