Irene Rosales sigue disfrutando de su verano más chill y tranquilo. "Coleccionando momentos. Puestas de sol para mí", ha escrito la nuera de Isabel Pantoja en su perfil de Instagram junto a un carrusel de fotografías en las que disfruta de relajantes puestas de sol. La influencer está centrada en ella y en su familia, descansar y disfrutar de cada momento es ahora su prioridad tras tantas polémicas.

Artículo recomendado

Belén Rodríguez frena las quejas de Gloria Camila: "Déjanos trabajar a los profesionales"

Belén Rodríguez frena las quejas de Gloria Camila: "Déjanos trabajar a los profesionales"

Irene Rosales sigue desconectando de todo cerca del mar. Días de playa en los que no siempre le acompaña su marido, Kiko Rivera, que está volcado en su trabajo en la música y está que no para este verano. El hijo de Isabel Pantoja también ha querido olvidarse de las polémicas tras casi dos años muy duros y está centrado en su faceta profesional.

Irene Rosales

Irene Rosales disfruta de un atardecer en la playa.

INSTAGRAM @irenerova24

Irene, en cambio, ha optado por aprovechar las vacaciones de sus hijas para instalarse cerca del mar y coger fuerzas para afrontar el nuevo curso en unas semanas. A pesar de no estar pasando todo el tiempo juntos que quisieran la pareja no ha dejado de declararse su amor. "Momentos que me dan la vida", escribía Irene en una foto que compartió Kiko de ambos en su perfil.

Irene Rosales y Kiko Rivera

Irene Rosales y Kiko Rivera en una foto de este verano.

INSTAGRAM @riverakiko

Irene Rosales lleva más de un año alejada de los medios y en su última entrevista exclusiva en Lecturas, a comienzos de este verano, dejaba claro que está más fuerte que nunca. Los problemas de Kiko Rivera con su familia pasaron factura a la andaluza, que sufrió ansiedad y tuvo que dejar la televisión. Una época complicadísima a nivel personal en la que además perdió a sus padres.

"No tengo que dejar pasar comentarios que me hayan señalado como la peor persona del mundo", nos contaba muy fuerte y valiente la nueva Irene Rosales, que ya no piensa seguir tolerando ataques ni hacia ella ni hacia los suyos, que ahora es lo más importante que tiene. Irene ha dejado claro que su prioridad ahora es su familia y a lo largo de este verano también ha demostrado que cuenta con el apoyo y el cariño incondicional de sus hermanos. Su verano más relajado y ajeno a todas las polémicas en el que también se está cuidando y dedicando mucho tiempo a ella misma.