La semana pasada, Kiko Rivera se veía envuelto en una fuerte polémica que llegaba incluso al Parlamento andaluz. El Dj anunciaba con emoción que formaría parte del elenco de comentaristas del programa 'La Gran Jugada' de Canal Sur radio. Sin embargo, su debut recibió tal aluvión de críticas que le 'obligaron' a renunciar de manera inminente a esta nueva vertiente profesional: "Mi vida es mucho más bonita que todo esto. No tengo que aguantar esto. Renuncio a mi salario y a volver a ir a comentar un partido", afirmaba de manera tajante.

Artículo relacionado

Ha sido su mujer, Irene Rosales, que lo ha pasado realmente mal al ver todos los comentarios que se han hecho sobre su marido, quien no ha dudado en sacar la cara por él una vez más. Visiblemente molesta, la colaboradora de 'Viva la vida' asegura que todo lo que hace el hijo de Isabel Pantoja se critica y la única intención de su marido era aprovechar una oportunidad que se le brindaba y seguir aprendiendo: "A él el mundo de la radio siempre le ha gustado mucho y el fútbol le apasiona", declaraba a la prensa esta misma mañana antes de coger el AVE rumbo a Sevilla.

La andaluza siempre intenta mantenerse al margen de este tipo de polémicas pero la injusticia ha terminado por hacerla estallar públicamente. Si algo ha sentido con todo esto es “rabia e impotencia” al ver como el revuelo obligaba a su marido a dejar este nuevo proyecto.

Además, ha explicado cómo se encuentra el Dj tras este bache profesional y cuál fue el motivo determinante que le llevó a dejar la colaboración radiofónica.

¡No te pierdas todas las declaraciones de Irene Rosales.... Dale al PLAY!