Marta López Álamo ha cumplido 25 años y reunía a todos sus familiares y amigos en Madrid para celebrarlo con un fiestón por todo lo alto cuya temática era 007: agente con licencia para matar. Negro para ellas y chaqué para ellos. Además de su madre, su hermana y sus amigas más íntimas, la celebración contó con la presencia de caras tan conocidas como Alejandra Rubio, Kike Calleja o Rafa Mora, entre otros.

Pero si hay unos invitados que han despertado la curiosidad de los seguidores de Marta López Álamo han sido los hijos de Kiko Matamoros. La modelo se sinceraba con sus fans y revelaba algunos detalles hasta ahora desconocidos. ¿Fueron los hijos de su chico? La respuesta es sí, aunque contó con alguna ausencia.

Artículo recomendado

Marta López Álamo, afectada, saca fuerzas para responder a las críticas sobre su cuerpo

Marta López Álamo, afectada, saca fuerzas para responder a las críticas sobre su cuerpo

Tal y como ha contado la protagonista, Diego, Irene y Lucía no faltaron a este día tan especial para ella: "Son un amor y los adoro", escribía junto a una imagen de la noche en la que todos posaban para el fotógrafo. Eso sí, consciente de que Lucía no quiere estar expuesta a los focos mediáticos tapaba su rostro.

Marta López Álamo, Diego, Kiko e Irene

Diego, Lucía e Irene no se pierden el cumpleaños de Marta López Álamo

Instagram @martalopezalamo

Aunque Marta no entró con muy buen pie en la familia, con el paso de los años se ha ido ganando el cariño de todos y prueba de ello es que cada vez que hay una celebración familiar se reúnen con la mejor de las sonrisas. En este caso, Laura Matamoros no pudo asistir pero también mantiene buena relación con la modelo.

Artículo recomendado

Marta López Álamo celebra sus 25 años con una fiesta por todo lo alto

Marta López Álamo celebra sus 25 años con una fiesta por todo lo alto

A diferencia de todos ellos, con quien no mantiene ningún tipo de contacto es con Anita Matamoros, problemas entre ellas que trascendieron a la pequeña pantalla. La joven, de 21 años, lleva más de un año sin hablarse con su padre y el único vínculo que le une a su progenitor es la propia Laura, a quien aprovechaba para ver este fin de semana al margen del resto de sus hermanos.