Aunque actualmente son muchos los padres que eligen no agujerear las orejas de sus hijas, en las familias reales la tradición manda que sean las niñas las que decidan en qué momento quieren o no perforarse las orejas. ​

Aunque son muy parecidas, hay algo que las diferencia, la princesa Leonor decidió perforarse las orejas a los 7 años, en 2012. Y desde ese momento la hemos visto lucir diferentes tipos de aretes, aunque todos muy elegantes y recatados. Al parecer, fue ella misma quien se lo pidió a doña Letizia, y como no podía ser de otra manera, la reina accedió.

Artículo relacionado

En cambio, la infanta Sofía se resiste. A sus 11 años, todavía no ha querido lucir sus primeros pendientes. Pero la hija pequeña de don Felipe y doña Letizia no es la única 'mini royal' que no luce pendientes, al menos por el momento. Charlotte de Inglaterra o las tres hijas de Máxima de Holanda: Amalia, Alexia y Ariane de Holanda, además de Estelle y Leonor de Suecia son algunas de las jóvenes que por el momento siguen los pasos de Sofía.

Sea cuando sea, estamos seguros de que Sofía tendrá a su disposición un gran joyero, propiedad de su madre que seguro estará encantada de prestarle sus joyas.