Cuando todavía estamos con la resaca de la entrevista de Kiko Rivera en 'Sábado Deluxe', Irene Rosales ha querido mostrarle su apoyo públicamente de una forma un tanto peculiar. En su esperadísima reaparición en televisión tras el reencuentro con Isabel Pantoja, el Dj aclaró punto por punto cómo está la relación su madre, su hermana y su prima pero, ¿qué piensa su mujer de todo esto?

"Mi madre le debe una llamada a mi mujer para acercar posturas", confesaba Kiko Rivera dejando entrever que Irene Rosales estaría todavía dolida con su suegra. El hijo de Isabel Pantoja ha admitido que la sevillana "necesita más tiempo" para poder reencontrarse con la artista: "Siempre ha querido lo mejor para todos pero está molesta... Entiendo que no quiera perdonar a mi madre", explicaba.

Artículo recomendado

La tajante decisión de Irene Rosales con respecto a Isabel Pantoja: "Necesita tiempo"

La tajante decisión de Irene Rosales con respecto a Isabel Pantoja: "Necesita tiempo"

Aunque Irene Rosales siempre se ha mostrado conciliadora respecto a la guerra que ha enfrentado a madre e hijo. Sin articular palabra, este domingo volvía a dejar claro que su apoyo es incondicional para su marido. La colaboradora de televisión compartía su look de fin de semana, a priori un gesto normal para una influencer pero que traía tras de sí un importante mensaje. La sevillana lucía entre sus prendas una camiseta de 'Kantora is mine', toda una declaración de intenciones cuando Kiko Rivera ha revelado públicamente que la relación con Isabel Pantoja se ha vuelto a romper. Se trata de una sencilla camiseta blanca con el logo serigrafiado en color negro que ha combinado con una bonita blazer de color verde y shorts de polipiel. Quien mejor que ella para hacer publicidad de la marca de su marido.

Irene Rosales

Irene Rosales presume de estilo con la camiseta de 'Kantora is mine'

Instagram @irenerova24

No es la primera vez que vemos a Irene Rosales con algún producto de la marca de su marido. Nos tenemos que remontar un mes atrás para recordar la marcha de la sevillana de La Graciosa tras la muerte de doña Ana con una mochila que pertenece al merchandising de la controvertida firma que recientemente protagonizaba un cambio para darle un toque mucho más actual y renovado.