Sobre su vida familiar

La incómoda pregunta que indignó a Rappel en 'Ven a cenar conmigo'

Lucía Etxebarría pecó de curiosa y se pasó de la raya

Rappel
1 / 8

1 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo6. ¡Ojito con él!

2 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo4. Anonadada con la casa de Rappel

3 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo. ¡Ains!

4 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo2. "Es de tener muy poca educación"

5 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo3. Lucía no sabía donde meterse

6 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo5. Totalmente inapropiado

7 / 8

Rappel Anfitrion Ven a cenar conmigo1. Rappel lo ha flipado

Más Sobre...

Televisión

28 de febrero de 2018, 00:12 | Actualizado a

La segunda noche de competición de 'Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition' nos ha dado lo que prometía. Momentos surrealistas y muchas risas gracias a sus cuatro protagonistas. Lucía Etxebarría, Ana Obregón y Víctor Janeiro (a quien esta última no paró de llamar Jesús durante la primera entrega) han disfrutado de una magnífica cena en casa de Rappel. ¡Y menuda casa! Una estupenda vivienda a la que Lecturas tuvo el privilegio de acceder y conocer todos sus rincones, más allá de los mostrados en pantalla.

Relacionado con esta noticia

El espectacular dúplex de más de mil metros cuadrados en el que vive el futurólogo ha causado un fuerte impacto en sus invitados, quienes no han podido parar de flipar con la casa. Sin embargo, a la que más se le ha notado ha sido a Lucía Etxebarría: "Es que yo me quiero quedar a vivir aquí para siempre, de verdad. Adóptame". Claro amiga, tú y todos. Una petición que ha repetido hasta la saciedad pero que ha caído en saco roto. Ánimo Lucía.

Otro de los platos fuertes de la noche (nunca mejor dicho) ha sido la milagrosa recuperación de Ana Obregón. Por si no te habías enterado, la actriz y bióloga, jugó la baza de una gastroenteritis (que nadie se creyó) para no probar bocado en la cena anterior que preparó Etxebarría. Sin embargo, un milagro ha ocurrido cuando Rappel ha sacado el jamón: "Me he curado". Lo mismo lo que estaba curado era el jamón y por eso te estaba tan bueno, querida amiga. Y ya que se encontraba mejor, la Obregón ha dado buena cuenta de los rollitos de salmón, el pollo con salsa de mostaza y las peras con nata y chocolate con las que ha disfrutado de un postre orgásmico.

Sí, amigos. Ana Obregón ha fingido un orgasmo en plena velada cual Meg Ryan en 'Cuando Harry encontró a Sally'. Para que luego digan que no es buena actriz.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?