Ana Obregón, invitada de lujo

Rappel, su casa mostrada al detalle

El adivino abrió las puertas de su impresionante hogar a Lecturas, el mismo que mostrará a sus invitados de ‘Ven a cenar conmigo’

Rappel
1 / 13

1 / 13

casa rappel9. Rappel nos abrió las puertas de su casa

2 / 13

  casa rappel 6. Uno de sus salones

3 / 13

casa rappel 3. Orgulloso

4 / 13

casa rappel 5. Un apunte sobre su gusto a la hora de decorar

5 / 13

casa rappel 4. Otro salón

6 / 13

casa rappel 2. Su espacio más personal

7 / 13

rappel 2. Una pieza muy especial

8 / 13

casa rappel 1. Dormitorio

9 / 13

casa rappel 7. En su estudio

10 / 13

casa rappel 8. La gran joya de su vivienda

11 / 13

casa rappel. ¿Un chapuzón?

12 / 13

rappel. Un jardín ideal para eventos

Más Sobre...

Casas de famosos Exclusivas

26 de febrero de 2018, 16:41 | Actualizado a

Casas como la de Rappel quedan pocas. El adivino vive en un ‘pisazo’ de lujo situado en uno de los barrios más top de Madrid. Mientras los famosos actuales se decantan por un minimalismo extremo, frío y casi aséptico, el adivino, quien invitó a cenar a su hogar a Ana Obregón, Víctor Janeiro y Lucía Etxebarria en el programa 'Ven a cenar conmigo', vive la decoración con una única máxima: el más es más.

Relacionado con esta noticia

Rappel abrió las puertas de su casa a Lecturas y nos anunciaba su deseo de venderla. De eso hace dos años y parece que aún no ha conseguido un comprador a la altura de semejante ‘palacio’ urbano. Entonces, el deseo del de las túnicas era comprarse una casa, aún más grande, en Marbella. Nos contaba que, aunque no estaba arruinado, su participación en GH VIP no tuvo otro motivo que el puramente económico: “tengo hipotecas que pagar”. Para él esto de comprar y vender casas no es solo una inversión, sino también su pasión, adora reformar casas, especialmente decorarlas y llenarlas de piezas únicas, antigüedades que encuentra en sus viajes. Estos son sus pequeños tesoros.

Reconoce que siente especial atracción por el verde, por eso no es raro verlo ni en paredes ni en tapices y alfombras, en cambio, para su habitación, prefiere un color menos energizante y que le transmita paz y serenidad como el malva, “me ayuda a descansar”, confeso este amante de la colorterapia.

Pero para dar con la verdadera joya de la corona de la casa de Rappel hay que salir fuera. En el exterior se localiza una impresionante terraza de 1.500 metros, plagada de vegetación y con una separación para la piscina cubierta, donde también tiene un pequeño saloncito para recibir amistades en un ambiente capaz de trasladar a uno al destino más exótico. Y todo, sin moverse de Madrid.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?