En medio de los escándalos del rey Juan Carlos y después de enfrentarse a la negativa del ansiado Tercer Grado, Iñaki Urdangarin sigue disfrutando de sus correspondientes permisos penitenciarios. Este miércoles, el marido de la infanta Cristina abandonaba la prisión de Brieva para disfrutar de unos días en libertad con sus seres queridos.

Artículo relacionado

La última vez que el ex duque de Palma gozó de un permiso fue el pasado mes de febrero, cuando le vimos acompañado por su mujer por las calles de Vitoria. Después, la llegada de la pandemia obligó a todos los presos a recluirse para evitar cualquier tipo de contagio masivo y con ello la prohibición de cualquier tipo de visita o salida. Afortunadamente, la situación sanitaria ha mejorado y además de recuperar el voluntariado en el Hogar Don Orione ya ha podido reencontrarse con toda su familia.

Iñaki se trasladaba este miércoles con dos de sus hijos, Juan Valentín e Irene, hasta Vitoria donde les esperaba el resto de la familia. Han sido tiempos difíciles para todos, de ahí la importancia de esta visita que durará cuatro días, hasta el próximo domingo cuando tenga que regresar a dormir a prisión.

A partir de ahora, podrá salir tres veces por semana para cumplir con sus labores de voluntariado y también podrá pasar fuera de la cárcel un fin de semana al mes. Un paso más a la libertad condicional tras dos años en la cárcel por el Caso Noòs.

Seguro que durante estos días, el exdeportista disfrutará del buen tiempo, la gastronomía y la dulce compañía de sus seres queridos. Aunque por el momento no hay imágenes de la hermana de Felipe VI, que esta semana fue vista junto a su hermana, la infanta Elena, de compras por Madrid, todo parece indicar que ya se encuentra en la casa familiar de la ciudad vasca con el resto de sus hijos.

¡No te pierdas la llegada de Iñaki a su casa de Vitoria en compañía de dos de sus hijos. Dale al PLAY!