Este miércoles, 'Sálvame' vivía una tarde de esas que ocuparán un lugar de relevancia en la historia del programa. Antonio Canales recibía la noticia de su despido fulminante de 'Sálvame' en directo solo 80 días después de iniciar su periplo en el programa estrella de Mediaset y aunque en un principio su reacción fue amable, con el paso de los minutos la tensión fue creciendo hasta que estalló como nunca antes contra todo y todos.

Muy enfadado, Antonio Canales arremetió contra el magacín en la que fue su amarga despedida: "No hay que hacer un programa aburrido como estáis haciendo, hay que darle alegría a la audiencia. No seré yo, llevando tan poco, el que tenga la culpa...", apuntaba ante la mirada shockeada de Carlota Corredera.

Artículo relacionado

Aunque en un primer momento decidió permanecer en su puesto de trabajo hasta el final del programa, de un momento a otro abandonó el plató "tirando el micro de mala manera" y pidiendo "a gritos" el coche de producción que le llevaría a casa. Han sido estás imágenes inéditas las que han visto la luz este jueves dejando al descubierto toda la verdad.

Antonio Canales y Carlota Corredera
Mediaset

En las instantáneas, se ve como el bailarín se muestra firme en sus palabras sin ningún atisbo de arrepentimiento: "Tengo muy pocos pelos en la lengua y muchos en los c......" (...) Creo que he hablado con mucha claridad. He aguantado demasiado aquí, 80 días. Pero vamos mi destino no era quedarme aquí, ¿qué hago yo aquí?", se preguntaba con cierta hartura.

Artículo relacionado

Lejos de mantener silencio, Canales justificaba su desafortunada reacción detrás de las cámaras: "He intentado estar a la altura y defenderme un poco como gato panza arriba. Demasiado me he mantenido firme", decía orgulloso de su intervención: " Quizás otra persona que no sabe tener la frialdad que yo tengo se pone a llorar como un niño. Tampoco quiero que hagan fuego del árbol caído".

"¡Que estoy mejor en el chalet con la perrita y con mi novio que aquí! Yo al Tomate (sección final de 'Sálvame') no llego, ¡pero págame el día! Mira el pedazo de publicidad mañana. ¡Mañana estoy en todos lados!", exclamaba muy satisfecho del protagonismo que había alcanzado en su última tarde en 'Sálvame'.

Artículo relacionado

Además, se ha atrevido a dar un consejo a los altos cargos: "Es lo que le he dicho seriamente al programa y a vosotros que sois los conductores y los jefes en el fondo, de dirección del directo. Yo creo que le hace falta un cambio al programa y no se trata de los colaboradores se trata de las formas. Yo la he tirado y ahí verán si lo quieren coger. Yo he hablado no de vosotros, he hablado de los que organizan, de los que crean los temas y de los que, además lo he definido muy bien, he mentado los nombres, todos los nombres, Alberto, David… El que quiera peces que se moje el culo. En toda la boca se llama", ha sentenciado.