No iba a ser un trago fácil de llevar. Antonio Canales desconocía -o al menos, eso parece- que iba a ser su última tarde en 'Sálvame'. El colaborador no cumplía las expectativas de la dirección y ante los rumores de cambio de productora, decidían adelantarse y mandarle a la calle lo antes posible. Visiblemente molesto, el bailaor arremetía contra la que había sido su casa durante ochenta días, aunque ir, ir, tampoco habían sido tantos. Tras el despedido, Corredera reconocía que había sido una misión poco agradable. “Soy la que da la cara”, reconocía.

Artículo relacionado

Antonio Canales se iba por la puerta grande de 'Sálvame'. El ya excolaborador aseguraba no guardar rencor alguno pero, acto seguido, se despachaba como nadie contra el programa. “Aquí yo he venido a merendar un ratito, que se merienda muy bien”, respondía con ironía tras asegurar que el programa pasaba por su peor verano de la historia. “Me hubiera gustado que me hubieran echado siendo los primeros”.

“He coincidido muy pocas veces con Antonio Canales. No tengo una relación con él. He intentado escucharle. Le he escuchado”, reflexionaba Carlota Corredera después de haber sido la encargada de comunicarle la noticia y entrevistarle. “Le he dicho estás enfadado No se lo he dicho para picarle más. Oye, que yo no soy tu enemiga, que yo al final soy la mensajera. Conmigo lo he visto enfadado”.

Antonio Canales

Antonio Canales carga contra 'Sálvame' tras conocer su despido fulminante

Mediaset

La presentadora pasaba el trago como podía. “Soy la que da la cara. Es muy desagradable”, terminaba ya con Canales fuera del programa. El bailarín, eso sí, no se va con las manos vacías. Él mismo era el encargado de confirmar que ya tenía un nuevo trabajo cerrado. Canales cambia 'Sálvame' por Ana Rosa Quintana y parece que está encantado con el salto.