Son ejemplo de familia moderna. Cuando Paula Echevarría y David Bustamante rompieron su unión marital, la primera rehizo su vida con Miguel Torres y trató de que su hija, nacida de su matrimonio, fuera una parte fundamental en este noviazgo. Ahora, con la relación híper consolidada, la menor es partícipe de numerosos planes de la pareja.

Artículo relacionado

Este fin de semana, la actriz y su hija fueron hasta la Ciudad del Amor. ¿París? No, para ella, esa es Marbella, donde vive su queridísimo Miguel, su ‘love of her life’, como nos ha mostrado en redes. La intérprete está ilusionada como una chiquilla y confirma a todos sus seguidores que, cada vez que viaja hasta el sur, su corazón brinca de alegría. “Buenas noches desde la ciudad del amor… ah, ¿era París? Pues para mí no”, y acompañaba sus palabras y su foto de la entrada de Marbella con un corazón, una rosa, una carita pícara y un candado con llave, como dando a entender que su corazón ya tiene dueño y vive en esta ciudad malagueña.

El domingo, ya de vuelta en Madrid, Paula, Miguel (que las acompañó en su viaje a la capital) y Daniella se dejaron ver en un coche con conductor que las llevó a casa. Tras eso, y ya por redes, mostró que fueron a un espectáculo circense con Emilio Aragón como productor. Un planazo muy familiar, en los que Miguel cada día está más integrado.