La Selección Española de baloncesto vivió ayer por la noche un momento histórico. Una vez más, el equipo se proclamó campeón del Eurobasket. Uno de los que se mostró más emocionado fue su capitán, Rudy Fernández. Han sido semanas súper intensas en las que lo ha dado todo como jugador y como encargado de liderar a sus compañeros. Momentos de nervios, emoción y tensión de los que ayer su familia fue testigo. Porque Helen Lindes no lo dudó y, junto a sus hijos y su suegra, viajó hasta Alemania para no perderse nada del triunfo de su marido.

Artículo recomendado

Helen Lindes abre las puertas de su espectacular casa de Lanzarote, un espacio coqueto, acogedor y de diseño

Helen Lindes abre las puertas de su espectacular casa de Lanzarote, un espacio coqueto, acogedor y de diseño

Helen Lindes viajó el pasado viernes hasta allí para presenciar la semifinal. Y al ver que el equipo español se clasificó para la gran final, la canaria permaneció allí todo el fin de semana para estar el domingo en el estadio y transmitir la mejor energía a Rudy Fernández. Durante el día, Helen aprovechó para hacer turismo y relajarse junto a sus hijos y su suegra. Ya por la noche todos estuvieron en el estadio para ver la hazaña de Rudy y del resto de sus compañeros. Durante el partido enfocaron a la modelo más de una vez, y los nervios y el orgullo estaban constantemente presentes en ella. Una emoción que se incrementó con la victoria de España.

Helen Lindes y Rudy Fernández

Helen Lindes y Rudy Fernández en el Eurobasket.

Instagram @helenlindesgrif

Desde que el conjunto en el que juega Rudy Fernández se proclamó vencedor, Helen Lindes no ha dejado de compartir imágenes del momento más emocionante. En algunas aparece ella junto a su marido presumiendo de medalla, hay otras de sus hijos mostrando su orgullo por su padre, y también esta la foto de familia con su suegra. De esta forma, suman un momentazo más tanto en lo laboral como en lo personal, y lo hacen después de un año complicado.

Porque esta victoria de Rudy Fernández en el Eurobasket llega tan solo unos meses después del fallecimiento de su padre y del de la madre de Helen Lindes. Murieron con muy pocos días de diferencia, y fue uno de los instantes más duros para el matrimonio y en el que fueron un pilar fundamental el uno para el otro. Ayer, nada más sumar este éxito a su carrera, Rudy se acordó de su padre y le dedicó el éxito. Algo que Helen vivió de cerca y que seguro que le emocionó muchísimo.

Ahora les toca regresar a Madrid. Helen Lindes y Rudy Fernández vuelven a casa para continuar con su rutina. Ambos pueden presumir de éxito en sus trabajos y de formar una familia feliz junto a sus dos hijos, y así es como van a afrontar este nuevo curso en el que, pase lo que pase, no dejarán de presumir de su amor.