Aunque lleva más de un año y medio fuera del plató de 'Sálvame', Terelu Campos es protagonista tarde tras tarde del programa en el que trabajó durante más de ocho años. Sus compañeros no pierden la oportunidad de demandar su vuelta públicamente pero ella tiene muy claro que, por el momento, ahí no está su lugar.

Artículo relacionado

Este martes, después de disfrutar de una comida privada en casa de María Teresa Campos era Kiko Hernández quien recordaba la razón de peso por la que se propició su acercamiento con Terelu: "Arreglé las cosas durante el confinamiento. Estaba desesperado, no sabía donde acudir y ella me ayudó. Me hizo un favor muy grande", confesaba visiblemente agradecido con su ahora amiga.

Hay que echar la vista atrás para recordar que la colaboradora de 'Viva la vida' propició en pleno confinamiento que Kiko pudiera hacerse las pruebas del coronavirus: “Nadie me cogía el teléfono y no sabía dónde informarme. La única persona a la que podía recurrir era a Terelu, que sabía que se estaba haciendo las pruebas y me ayudó", un gesto que él valoró enormemente ya que en esos momentos estaban enfrentados y él se encontraba en una situación límite. Tal y como el colaborador relató, la periodista no lo dudó ni un momento: "Yo te hago el favor, como sé que tú me lo haría a mí", unas palabras que se le clavaron en el corazón.

Kiko Hernández

Sin embargo, el colaborador es consciente de lo duros que son con Terelu desde 'Sálvame' y así se lo hacía saber a Jorge Javier Vázquez quien preguntaba abiertamente: "¿Crees que en este programa somos demasiado duros con Terelu?" a lo que Kiko respondió sin titubear y entonando el mea culpa: "Sí, y el primero, el segundo y el tercero yo…”, ha dicho arrepentido.

El acercamiento con Terelu también propició que limara asperezas con María Teresa y Carmen Borrego con quien mantiene una relación exquisita. Pero lo que es una realidad es que esa buena relación se enfrenta, en ocasiones, con su trabajo en 'Sálvame'.