Puede que todo empezara en enero de 2012. Después de las fiestas navideñas aterrizó en el plató de ‘Sálvame’ un nutricionista que hizo un repaso del estado físico de los colaboradores del programa y de su presentadora, Paz Padilla (46). El resultado dejó perplejo a más de uno: la mayoría tenía sobrepeso y algo más de grasa que de músculo.

Artículo relacionado

Kiko Matamoros llegó a afirmar luego que a Paz le sobraban cuatro o cinco kilos. ¿Fue ese el momento en el que la presentadora se plantó y decidió cuidarse? Quizás sí, aunque, fuera lo que fuera, a Paz le ha sentado de maravilla una buena dieta y una dosis de ejercicio físico. Y la transformación ha sido tan espectacular que hace unos días, en las playas de Cádiz, su tierra, la hemos visto luciendo un cuerpo de infarto: vientre plano y piernas y brazos impecables

Podrás ver el reportaje completo en la revista Lecturas