La vida de Gonzalo Montoya ha dado un giro de 180 grados desde su participación en 'La isla de las tentaciones', el formato que ha revolucionado a los espectadores en el inicio del 2020: estrena nuevo puesto de trabajo como colaborador de 'Viva la vida' y, también, 'Mi momento', su nuevo canal de Mtmad: "Me siento libre, con ganas de amar, con ganas de querer, me lo merezco. He conocido el amor y he sufrido el desamor. No lo he pasado bien, necesito volar y por eso es mi momento", ha comenzado diciendo durante la primera entrega.

Lo quiera o no, el sevillano tiene que dar muchas explicaciones con respecto a su ruptura con Susana Molina, un hecho que tuvo en vilo a media España y que a él le dejó completamente destrozado: "Necesitaba abrir mi corazón y sobre todo que comprendáis cómo lo estoy pasando realmente, el tiempo sanará las heridas. Susana y yo nos conocimos en 'Gran Hermano'. Me costó enamorarla muchísimo y no me arrepiento de nada. Cuando salimos de la casa nos fuimos directos a vivir juntos... Todo ha sido maravilloso y muchos sabéis la intrahistoria, lo que ha pasado en República Dominicana", ha seguido.

Artículo relacionado

Gonzalo ha abierto su corazón como nunca antes lo había hecho y ha querido dar su versión de los hechos: "Ha sido duro, hemos vivido años muy bonitos. La amo con locura. Es muy difícil porque ahora empiezo desde cero. Cuando pensaba que tenía la fuerza suficiente para olvidar, he vuelto a recordarlo todo y admito que sigo enamorado de ella. La mente se llena de recuerdos, nuestra etapa en Madrid, en Sevilla, donde fraguamos nuestra verdadera felicidad. Creamos un ambiente familiar... Susana y yo nos estancamos en el momento de vivir juntos. Jamás nos podremos reprochar nada el uno al otro. Estábamos todo el día juntos. La monotonía es lo que ha podido romper la pareja", ha continuado.

gonzalo montoya nuevo canal

Y es que esa fatídica hoguera final donde Susana puso punto y final a su noviazgo de seis años, terminó por rematar a Gonzalo... Pero ha sacado las fuerzas suficientes para mandar un mensaje esperanzador a todas las personas que le apoyan: "Quiero que sepáis que estoy bien, estoy remontando el vuelo. Si Susana se ha quitado 20 kilos de encima yo me alegro y para mí verla feliz es un orgullo, porque se lo merece".

Eso sí, todavía espera con ansias que acepte su propuesta de tomar un café: "Espero que el día que ella esté preparada, coja el teléfono y me diga de tomar ese café que tenemos pendiente. Me llevó mucho tiempo pensar el por qué me había dejado en un reality y en esa hoguera, eso es lo único que podría reprocharle. Ha sido el único momento que ha actuado con impulsividad. Fue muy valiente, con el tiempo he comprendido que ha tenido que ser así, por mucho que me cueste. Ella ha encontrado ahora su felicidad".

El ex gran hermano es consciente de sus errores y de las "gonzaladas" por las que Susana se ha avergonzado públicamente. Ha querido terminar el vídeo con una frase muy directa a la murciana: "Te voy a amar siempre Su. Espero que algún día me eches de menos y me llames".