El Santuario de la Virgen de Regla, en Chipiona, acogió la misa en memoria a Rocío Jurado, en la semana en que se cumplen diez años de su fallecimiento. El viudo, José Ortega Cano, estuvo acompañado de su hija Gloria Camila y de la nieta de Rocío, Rocío Flores Carrasco. También asistió Gloria Mohedano, hermana de la más grande, acompañada de su marido, José Antonio. Rocío Jurado era fiel devota de la Virgen de Regla y todos los años asistía a la procesión que se celebra en septiembre.

Artículo relacionado

Gloria Camila y Rocío Flores eligieron similar atuendo: pantalón y sobrecamisa blancos y blusa en color salmón. Más que tía y sobrina, parecían hermanas y es que, además de ser familia son muy buenas amigas, tienen prácticamente la misma edad (20 y 19 años, respectivamente) y les une, no solo el amor por la que fue su madre y abuela, sino también su enfrentamiento con Rocío Carrasco, con la que no se hablan desde hace años. Rocío Flores vive desde hace casi cuatro años con su padre, Antonio David Flores, y la nueva familia de este en Málaga, a quienes pronto se unirá David, el otro hijo que tuvieron Rocío Carrasco y el ex guardia civil.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado