De las palabras han pasado a los hechos. Gloria Camila y Alejandra Rubio, el encuentro que pocos hubieran podido imaginar se ha producido este fin de semana. La hermana de Rocío Carrasco y la hija de su íntima amiga han coincidido este sábado de fiesta. Ambas han apoyado con su presencia el primer aniversario del club que regenta Kiko Matamoros en Madrid. Y lo han hecho a pesar del profundo distanciamiento que existe entre la exconcursante de 'Supervivientes' y su hermana.

Artículo relacionado

De esta manera, dejan claro que la controvertida relación que Gloria y Rocío mantienen desde hace años no es motivo para que no reine la concordia entre su círculo de confianza. De momento, no ha trascendido cómo fue el encuentro en 'Oh My Club!' de la hija de José Ortega Cano y la de Terelu, pero no sería la primera vez que demuestran que no tienen ningún problema. Es más, hay pruebas de que mantienen un evidente 'buen rollo'.

En verano, Gloria Camila le dedicó a Alejandra un comentario cómplice, entendido como una certera 'puñalada' a su propia hermana. "¡Pibón a la vista!", escribía la aspirante a diseñadora en una de las fotos que la sobrina de Carmen Borrego compartía en su Instagram.

Artículo relacionado

Las dos jóvenes han mantenido un perfil bajo y existen pocas muestras públicas de su buena sintonía. Y tampoco han dejado documento gráfico de su encuentro el sábado (¿por no echar más leña al fuego?), pero que no han dejado que les afecten las animadversiones familiares, es más que evidente.

Cabe resaltar que el pasado fin de semana, durante el cumpleaños de Belén Esteban, se produjo otra coincidencia, aunque algo más tensa. Terelu Campos se dejaba caer por la fiesta, en la que también había hecho acto de presencia Rocío Flores. Demasiadas confluencias fortuitas, ¿presagiarán un acercamiento entre la sobrina de Gloria Camila y su madre?