Era uno de los momentos que más deseaba. Gloria Camila ha vuelto a rodar. La hija de José Ortega Cano hace tiempo que se ha alejado del foco mediático para centrarse en su verdadera vocación. Su papel en la serie 'Dos vidas' no ha hecho más que darle satisfacciones, tanto personales como profesionales. Ahora, tras un verano marcado por los baches de salud de su padre, Gloria se ha puesto de nuevo delante de las cámaras para retomar su personaje allí donde lo dejó. Tres, dos, uno, ¡acción!

Artículo relacionado

Parece que la salud de Ortega Cano va recuperándose. Al menos, así se desprende de las últimas apariciones del torero. Las lógicas inquietudes de su mujer, Ana María Aldón, hacían saltar las alarmas pero, por el momento, todo está controlado. El diestro se ha refugiado en las dos mujeres de su vida para pasar estos difíciles meses: su mujer y su hija Gloria Camila. La joven no se ha despegado del lado de su padre.

Ahora, con todo más tranquilo, Gloria se ha reincorporado ya a la grabación de la nueva temporada de 'Dos vidas', la serie de Televisión Española en la que ha debutado con gran éxito como actriz. “Cloe ha vuelto”, escribe en un stories de instagram donde podemos verla, literalmente, detrás de la cámara. Este proyecto ha sido toda una revelación en la vida de la hija de Rocío Jurado y sin duda, el comiendo de una carrera que no va a dejar pasar.

Gloria Camila

Gloria Camila vuelve a retomar las grabaciones de la serie 'Dos vidas'

Instagram @gloriacamilaortega

Preocupación por Ortega Cano

Desde que Ortega Cano se tuviese que someter a su última intervención, el estado de salud del torero ha estado en boca de todos. Tras un primer bajón que hacía que su entorno se preocupase, Ortega ha ido evolucionando poco a poco. “Apenas he dormido”, reconocía Ana María Aldón en una de sus intervenciones en 'Viva la vida'. Aunque haya intentado disimularlo, la preocupación de la colaboradora es evidente.

Por el momento, eso sí, el propio Ortega Cano ha dejado claro que se encuentra bien y prueba de ello es la energía que quiere transmitir en sus contadas apariciones públicas.