Hace solo unos días, Ana María Aldón volvía a mostrar públicamente su preocupación sobre el estado de salud de José Ortega Cano. Al margen de su reciente operación de corazón, hay algo más de lo que ahora tienen que estar muy pendientes y puede suponer un nuevo paso por el quirófano. La colaboradora de 'Viva la vida' recordaba que el torero tiene un problema en una válvula desde hace años que ahora tiene que ser vigilada con más ahínco.

Ahora, ha sido el propio José Ortega Cano quien ha reaparecido públicamente durante sus vacaciones familiares en Costa Ballena (Cádiz) y ha contado cómo se encuentra. Tan amable como siempre, el diestro se ha mostrado muy animado en lo que respecta a su estado de salud: "Estoy fuerte", apuntaba. ¡No te pierdas todas las declaraciones de Ortega Cano!

Artículo relacionado

Estas semanas en la playa le están devolviendo esa vitalidad que tanto ansiaba y es que la visita de su hija Gloria Camila, así como la posibilidad de dar largos paseos por la playa, montar en bici y disfrutar de algún que otro capricho como los helados le está ayudando mucho a recuperarse de su último bache de salud.

El estado de salud de su marido no es lo único que tiene alerta a Ana María Aldón, a quien estos meses de verano se le están haciendo cuesta arriba. Hace unos días, compartía públicamente que su madre había sufrido una aparatosa caída que le había dejado secuelas en un ojo, algo que afortunadamente han atajado a tiempo y tal y como ella misma ha desvelado a través de su perfil de Instagram, Celia ya tiene su tratamiento: "Vamos a ver si va evolucionando", apuntaba con esperanza.