Gloria Camila Ortega no ha querido seguir callando y ayer, en ‘Ya son las ocho’ rompió su silencio con respeto a un trastorno alimentario con el que llevaba años luchando. El martes quiso de hablar de su TCA, anorexia nerviosa, que, según ella, desarrolló a raíz de su relación con Kiko Jiménez, a quien no duda en señalar como uno de los responsables de uno de sus peores momentos.

Artículo recomendado

Ana María Aldón, hundida, no entiende la postura de Rocío Flores y Gloria Camila contra ella

Ana María Aldón, hundida, no entiende la postura de Rocío Flores y Gloria Camila contra ella

“Durante tres años lo he estado pasando mal porque este señor (Kiko Jiménez) ha estado en un plató poniéndome a parir a mí y hablando mal de mi familia”, decía Gloria Camila Ortega sin perder la calma y tratando de que la audiencia comprendiera un poco mejor la pesadilla en la que se ve envuelta. “Yo, por culpa de ese señor, he tenido anorexia nerviosa, me he quedado en 47 kilos”. Una declaración que caía como una bomba atómica en el plató de ‘Ya son las ocho’.

Gloria Camila ya son las ocho
MEDIASET

Gloria Camila y Kiko Jiménez fueron pareja 4 años. Vivieron juntos y hasta concursaron en ‘Supervivientes’, donde fueron un apoyo para el otro, tuvieron proyectos laborales en común, como un canal de vídeos para Mtmad, y eran uno más en la familia del otro. Durante todos estos años, el jiennense vivió muchos momentos de máxima intimidad entre los Ortega Cano y los Mohedano; situaciones que, tras la ruptura con Gloria, han visto la luz y la joven los ha visto expuestos en horario de máxima audiencia.

Artículo recomendado

TODO sobre el reencuentro (sorpresa) de Kiko Jiménez y Gloria Camila

TODO sobre el reencuentro (sorpresa) de Kiko Jiménez y Gloria Camila

Según cuenta la colaboradora del programa de Sonsoles, tras su noviazgo con Jiménez, ha tenido que visitar a numerosos psicólogos y hacer terapia para volver a estar bien. “He tenido que hacer muchas cosas que jamás he contado”, relataba Gloria Camila que ha tomado una importante determinación con Kiko Jiménez: “no voy a permitir que se aproveche de una situación de crisis matrimonial en la que han dicho en todos los programas que no existe para estar regocijándote del daño ajeno”.

Sus palabras despertaron el aplauso sincero de Sonsoles Ónega y el resto de los colaboradores, que se habían quedado atornillados a sus sillas con el brutal relato de la joven. Nadie era consciente de la mochila emocional con la que Gloria Camila había estado lidiando en los últimos años, quizás, al hacer pública su lucha haya buscando un poco más comprensión y de que la audiencia entienda el camino que ha recorrido.