Gianmarco Onestini se quedó con la miel de la victoria en los labios en el duelo final con Olga Moreno pero si hay algo que dejó en shock al italiano fue mirarse al espejo tras más de tres meses en los Cayos Cochinos y comprobar su impresionante cambio físico. El que fuera novio de Adara Molinero ha perdido 16 kilos y no podía creer lo que veían sus ojos: "Nunca he tenido barba", resaltaba el joven no demasiado contento con su aspecto. "El culito me lo han comido los peces", bromeaba. "Menos mal que no me he rapado porque si me rapo y con este físico me pongo a llorar".

Ya han pasado seis días desde que los finalistas aterrizasen en España y han focalizado su ansiedad con la comida. Gianmarco Onestini reaparecía en su perfil de Instagram para agradecer a todos sus seguidores el apoyo y cariño recibido y a su vez les desvelaba cómo estaba viviendo estos primeros días de vuelta a la realidad.

Artículo relacionado

"Estoy comiendo como una bestia ya he cogido muchos kilos", revelaba Gianmarco sin querer desvelar exactamente el peso que ha recuperado en tiempo récord y es que no para de comer. El italiano poco a poco se va adaptando a la vida real aunque confiesa que hasta los coches o salir a la calle "me parece muy raro".

Gianmarco Onestini

Gianmarco Onestini reaparece en redes sociales

Instagram @gianmarco.onestini

A diferencia de otros compañeros como Tom Brusse que lo primero que hizo nada más pisar la civilización fue ir a la peluquería a cortarse el pelo y recortarse la barba, Gianmarco sigue luciendo orgulloso su imagen de náufrago con una barba muy poblada y pelo largo. Con toda su familia en Madrid, el joven está exprimiendo al máximo de estos primeros días de libertad y no puede ser más feliz.