Gianmarco Onestini fue el elegido por la audiencia para dormir en Guadalix de la Sierra junto a las finalistas de GH VIP 7. Una noche mágica para el italiano que, tras muchas semanas reprimido, desató su pasión con la ex de Hugo Sierra. Pero cuál fue la sorpresa de todos que a la mañana siguiente, cuando le ofrecieron quedarse junto a su ya chica en la casa, decidió irse explicando que quería ir al hotel y cambiarse de ropa.

Artículo relacionado

Su decisión ha sorprendido a todos con Adara completamente ajena por eso el italiano ha aprovechado una conversación telefónica con ella para explicarse antes de que ella se entere de cualquier otro modo.

En el último debate en directo de 'GH VIP 7' las tres finalistas, Alba Carrillo, Mila Ximénez y Adara Molinero, han tenido la oportunidad de elegir a un familiar con el que hablar por teléfono. Adara ha elegido a Gianmarco, aunque también estaba en la lista su madre, su tía Pilu y el padre de su hijo, Hugo Sierra. Durante esta conversación Gianmarco le ha dicho a la exazafata que la apoya, la espera y que recuerda mucho su noche juntos, pero también ha querido aclararle el punto de la polémica.

"Me tuve que ir porque tenía un trabajo en Málaga, pero estoy contigo a muerte", le ha dicho el italiano. Sí, las obligaciones profesionales pudieron con las butterflies en ese momento, pero lo importante es que la explicación le ha parecido maravillosa a Adara: "Me ha respondido lo que quería porque me ha extrañado no verlo en el vídeo de apoyo", ha dicho a Jordi con brillo en los ojos. Adara está convencida de que lo suyo con Gianmarco funcionará fuera y así se lo ha hecho saber al presentador: "Yo creo que sí y me gustaría, es uno de los miedos que tengo, pero yo creo que sí es posible que sigamos juntos, por mi parte sí".