El final de 'GH VIP 7' se está acercando a la velocidad de la luz. Las cuatro finalistas se han reencontrado con sus respectivos jefes de campañas y con antiguos compañeros del reality. Tanto, que los sentimientos han estado más a flor de piel que nunca. Gianmarco Onestini, gracias a la audiencia, ha podido pasar la noche en Guadalix de la Sierrajunto a Adara Molinero... ¡Y han saltado chispas! Mila Ximénez, como la veterana del grupo y curtida en mil batallas, se ha atrevido a aconsejar a la exazafata y ha sacado su lado más maternal a relucir, dejando a un lado todas las disputas que han mantenido durante estos tres meses que llevan encerradas: "Si fueras mi hija te diría que vivas esto... Que pasa muy pocas veces en la vida, que te enamores de alguien que esté enamorado de ti y esté dispuesto a dejarlo todo por ti... Pero que lo hagas bien y a la otra parte no la cabrees porque a las malas....", le ha comentado la colaboradora de 'Sálvame' con el corazón en la mano.

Artículo relacionado

No es la primera vez que Mila le baja los pies a la tierra a Adara. La bloguera de 'Lecturas' mantuvo una charla con la joven y le dio una sabia reflexión: "Lo que se vive aquí no es del todo real. La realidad está en la calle".

Tras el reencuentro con Hugo Sierra hace exactamente una semana, Adara confesó que lo "había hecho sin querer", pero que lo que le ha pasado con el italiano "le puede pasar a cualquiera"... De esta manera la exconcursante de 'Gran Hermano 17' le abría la puerta a una nueva oportunidad al chico del que está enamorada.

No es la primera vez que Adara es aconsejada por sus compañeras. Noemí Salazar y Alba Carrillo le han recomendado que si tanto duda de la relación que mantiene, o ha mantenido, con el padre de su hijo, que se separe definitivamente... Mientras que Mila ratificaba que había algo de Hugo que no le hacía gracia: "Un tío que va de digno y sube aqui... No me fío ni un pelo".