Se casó con uno de los jóvenes más ricos de su pueblo y, asegura, los hombres siempre le han dado grandes sumas de dinero. Lo ha tenido todo, sin embargo, ahora le cuesta llegar a final de mes. Aramís Fuster fue muy sincera en GH VIP 6 cuando habló de las estrecheces económicas que ahora atraviesa, tan clara fue que hasta terminó pidiendo dinero a Omar Montes. Al que conoce de hace una semana.

Artículo relacionado

Habrá quien diga que la bruja tiene un morro que se lo pisa, otros, que solo aprovecha las ocasiones que se le presentan. Antes de dejar la casa mantuvo una conversación muy interesante con Montes, a quien, tras revelarle que en el Vaticano es donde más se ven sus vídeos provocativos, le soltó que “tuvo un cárdenal que era sumiso y le mandaba fortunas”. “Yo he tenido todo. No se puede tener más dinero del que yo he tenido. Y ahora, lo siguiente que haré, será empeñar el anillo de mamá para tirar para adelante”, él le recordaba lo que habían hablado, “bueno cariño, no te sientas obligado”, “yo no me siento obligado”, “nos acabamos de conocer”, “pero no me importa, aunque no te conociera. Si yo veo que una persona tiene los problemas que tienes tú yo la ayudo”, “bueno, con que me des 1.000 eurillos para llegar al día de cobro, es suficiente”, “pues ya está, tuyos son”.

Fuera de la casa, hemos visto que Omar presumía de ganar el sueldo de muchas personas solo por 20 minutos de actuación y, además, jactarse de ello. Ha tirado billetes al suelo, cometiendo un absurdo despilfarro solo visto en los vídeos de los raperos, pero, también, entregar dinero a las familias de su barrio que más lo necesitaban. Quizás, si tan ‘sobrado’ está, concederle este favor a la bruja para él sea ‘pecata minuta’, mientras que para la otra le puede aliviar bastante. Esperemos que lo recuerde una vez que esté fuera del reality.