Kiko Rivera no lo está pasando nada bien. El DJ ha tenido un momento de debilidad y se ha vuelto a abrir en canal en el confesionario de la casa de GH Dúo. Y es que teme mucho a su nominación. Y no es el único porque su prima, Anabel Pantoja, ha mostrado su preocupación en Sábado Deluxe y ha confesado que no deja de votar para salvar a su primo.

Artículo relacionado

El hijo de Isabel Pantoja ha aprovechado de nuevo su paso por el confesionario de GH Dúo para abrir su corazón y confesar cómo se siente ante esta primera nominación. Lo cierto es que tiene miedo a ser expulsado pero también tiene ganas de salir de la casa. Echa mucho de menos a su familia y le encantaría recibir una visita de su hermana, su prima o lo que sería mejor todavía, de su madre.

Por otro lado, también ha confesado que su paso por la casa le ha cambiado. "No soy el mismo kiko que hace 4 años y mucho menos que hace 2 años". También ha confesado sentirse muy orgulloso de estar aguantando tanto tiempo en la casa de GH Dúo y de cómo está llevando Irene Rosales la situación. Y que gracias a la participación de ambos ya han conseguido pagar todas sus deudas.