Dos meses y medio después de que Gerard Piqué y Shakira, en un comunicado conjunto, confirmaran su ruptura, parece un hecho que el futbolista y empresario tiene una nueva ilusión. La prensa británica, concretamente el diario The Sun, ha puesto nombre y apellidos a la que sería la nueva novia de Gerard Piqué. Se trata de una joven de 23 años, rubia, que trabaja en la productora propiedad del defensa del Barça, Kosmos Estudios. La chica quiere permanecer en el anonimato –cosa harto difícil si, finalmente, esa relación se consolida– y, por lo pronto, ha borrado todas sus fotos de sus redes sociales para que nadie haga uso de ellas.

Artículo recomendado

Gerard Piqué, abucheado en Las Vegas al grito de ¡Shakira!

Gerard Piqué, abucheado en Las Vegas al grito de ¡Shakira!

Según The Sun, la joven, que responde al nombre de Clara, es la nueva ilusión de Piqué. El periódico cita como fuente a una persona del entorno del futbolista. "Puedo revelar que el futbolista del Barcelona ha estado saliendo en secreto durante los últimos meses con una estudiante que trabaja para él", escribe el periodista Simon Boyle. "Ella es una estudiante que también trabaja para él en su oficina, organizando eventos". El rotativo incluso publica una fotografía de la joven.

Parece normal que Piqué quiera proteger la identidad de esta joven hasta que pase un tiempo prudencial y la relación se vea consolidada o si, por el contrario, decidan tomar caminos diferentes. Distinto fue cuando comenzó su romance con Shakira, ya que la colombiana era más conocida internacionalmente que el propio futbolista, que también era famoso pero tan solo en ambientes deportivos.

Shakira

Shakira quiere llevarse a sus hijos a vivir a Miami, algo a lo que no está de acuerdo Piqué

Gtres

Las cosas han cambiado radicalmente en la vida de Piqué. La separación de Shakira no va a ser fácil, pues está el tema de los niños. La cantante quiere trasladarse a vivir a Miami con ellos, algo a lo que Piqué no está en absoluto de acuerdo. Milan y Sasha, de nueve y siete años respectivamente, han nacido y vivido en Barcelona y Piqué no quiere que cambien de ambiente y de costumbres. Por otra parte, Shakira tiene pendiente un proceso con Hacienda, que le reclama más de 14 millones de euros.