Georgina Rodríguez (29 años) y Cristiano Ronaldo (38 años) están de lo más enamorados. Ellos mismos se encargan de dar buena cuenta de ello a través de sus redes sociales. La pareja transmite una vida idílica junto a sus hijos, con los lujos que les rodean, con los planes de futuro que tienen… Pero en su relación no sería oro todo lo que reluce. Entre otras cosas, la relación de la influencer con la madre del futbolista ha estado en el punto de mira en más de una ocasión. Entre los comentarios que han sonado más fuerte sobre esta cuestión, han estado los que aseguraban que entre Georgina y Dolores Aveiro, la madre de Cristiano, la situación era de lo más tensa y habrían estado sin hablarse desde el pasado verano. Una situación que ahora habría terminado.

Artículo recomendado

Georgina Rodríguez presume del rincón favorito de su nuevo hogar en Arabia Saudí con el posado más familiar

Georgina Rodríguez collage

Según ha contado ‘Look’ en exclusiva, Georgina Rodríguez y Dolores Aveiro han vivido un reencuentro que ha terminado con su reconciliación. Según el citado medio, el pasado fin de semana la madre del portugués se trasladó hasta Riad, la capital de Arabia Saudí en la que ahora juega el futbolista. Dolores viajó hasta allí acompañada por su pareja y por su hijo mayor Hugo, que habría sido el encargado de propiciar la comentada reconciliación.

El papel de Hugo, hermano de Cristiano Ronaldo, en el acercamiento de Georgina Rodríguez y Dolores Aveiro

De hecho, Cristiano Ronaldo le habría pedido el favor a su hermano mayor de que se encargara de mediar entre dos de las mujeres más importantes de su vida. Y parece que lo consiguió. El futbolista ya habría intentado en su día que su hermana Katia Aveiro ejerciera de intermediaria. Pero en este caso la cosa no fue exitosa. Así que sabiendo de la buena relación que hay entre Georgina y Hugo, esta vez habría confiado en él.

¿Cómo se fraguó la reconciliación entre Georgina Rodríguez y su suegra Dolores Aveiro?

La reconciliación comenzó con un primer encuentro entre Cristiano Ronaldo y su madre. Cuando Dolores Aveiro llegó a Arabia Saudí, se reencontró con su hijo pero en ese momento la novia del futbolista no estaba para que así ellos tuvieron intimidad. Dos días después, ya sí que hubo una comida familiar a la que siguió una cena el sábado en la que Georgina y Dolores aparecieron juntas de forma pública. Ese día, la influencer no fue al campo de fútbol a ver jugar a su pareja, mientras que la familia del portugués sí que fue. Pero lejos de suponer un enfrentamiento y tal y como cuentan desde ‘Look’, después salieron todos a cenar. En esa velada suegra y nuera se habrían mostrado de lo más relajadas e intentando que se desprendiera normalidad total en este encuentro que para Cristiano Ronaldo habría marcado un antes y un después en su tranquilidad.