Breve pero intensa, así podría ser definida la participación de Georgina Rodríguez en 'Mask Singer'. Aunque ya la habíamos visto debutar como presentadora del Festival de Sanremo (Italia) no ha sido hasta ahora cuando de manera absolutamente sorprendente e inesperada aparecía en el escenario de 'Mask Singer', programa revelación de Antena 3 presentado por Arturo Valls.

Malú, Los Javis y José Mota se echaron las manos a la cabeza cuando Georgina Rodríguez apareció tras el disfraz de León. "Encantada" de poder estar de vuelta en su país, ella misma reconocía abiertamente que a diferencia de lo que pueda parecer no fue una experiencia fácil.

Artículo relacionado

"Lo peor ha sido el calor que he pasado debajo de este cálido y precioso disfraz", declaraba con tono jocoso. Y es que los espectaculares disfraces forman parte de la dinámica de este exitoso programa de entretenimiento. Dejando a un lado ese 'mal trago' estilístico, Georgina Rodríguez aseguraba que ha sido una experiencia muy "divertida" que volvería a repetir si fuera necesario.

Georgina Rodríguez en Mask Singer

Georgina Rodríguez sobre el escenario de 'Mask Singer'.

Antena3

Pero ha hecho hincapié en que lo mejor ha sido ver como los jueces no tenían ni idea de quien era: "Lo más divertido es ocultar mi identidad. Muy pocas personas sabían que participaría en el programa, no he hecho casi ningún comentario a nadie". Además, la modelo, de 26 años, dejaba algunos consejos a los investigadores para que sean capaces de adivinar quién se esconde bajo el resto de máscaras: "Queda mucho por descubrir. Me han encantado los disfraces y me han sorprendido las voces. Los jueces deben pensar en grande y abrir su mente porque se van a sorprender".

Aunque reside en Turín (Italia) junto a Cristiano Ronaldo y sus cuatro hijos, quizás este paso al frente en la televisión española sea solo el principio de una nueva faceta profesional de la modelo española hasta ahora desconocida.