El actor y su mujer, entre rumores de embarazo, porque, de momento, ellos no lo han confirmado, se han vuelto inseparables. Y allí donde va uno, va el otro. Por eso, en esta ocasión, George Clooney ha acompañado a su Amal a Barcelona, donde ha participado en un coloquio titulado ‘¿Qué papel pueden jugar los negocios en el progreso de los Derechos Humanos?, y que se ha celebrado en el Hotel Arts, donde estuvieron alojados.

Artículo relacionado

Junto al matrimonio Clooney han viajado también los padres del actor, Nick, que ejerció de moderador en la conferencia, y Ninna Clooney. Una familia muy bien avenida. Al parecer los cuatro han estado cenando en Rooftop Smokehouse, un conocido restaurante de la capital catalana. La abogada, siempre elegante, ha elegido un atuendo con ropa amplia y cómoda. Esta es la tónica general desde hace algunas semanas, evitando la ropa ajustada, que marque su cuerpo.

El actor está muy pendiente de su mujer, con quien se casó en una bonita y romántica ceremonia, en Venecia, hace ya dos años. Desde entonces todo ha sido felicidad en la pareja.