Han sido recibidos como auténticos reyes y en medio de una gran expectación. Shakira finalmente se ha salido con la suya y ha conseguido viajar con su familia hasta Barranquilla, la tierra natal de la cantante, durante las vacaciones de Navidad. Aunque solo será por un par de días. Desde que el pasado 20 de diciembre hicieron escala en Miami, Shakira, Piqué y sus hijos, Milan y Sasha, llevan una semana que no han parado con las maletas.

Artículo relacionado

Los problemas de salud del pequeño Sasha han hecho que la familia esté improvisando sus movimientos desde noviembre. De hecho, ha sido justamente esta razón por la que no iban a viajar a Colombia, según el hermano y representante de Shak, Tonino Mebarak. Cancelaciones, aplazamientos, cambios de planes, cambios de rumbo... En definitiva, es una familia en modo aleatorio.

Sin embargo, después de unos días inolvidables y llenos de diversión en las Bahamas, desde donde compartieron este vídeo tan loco grabado en un parque acuático, la familia al completo han aterrizado en el aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla. William Mebarak y Nidia Ripoll, los abuelos de Sasha y Milan, fueron los encargados de recibirles y todos se fundieron en un gran abrazo.

Esta visita es muy especial, porque es la primera vez que Gerard y sus hijos visitan la tierra de Shakira. El coche que les transportaba enseguida fue rodeado por una nube enorme de cámaras y, muy amables y con una gran sonrisa, pararon para hablar con ellos.

Si ya ha sido complicado adelantarse a sus movimientos durante estas navidades, todos aquellos que auguran boda de la cantante y el futbolista para este verano, tienen por delante una misión imposible.