Un hotel en el centro de Madrid acogía la despedida de soltera más polémica del momento. Belén Esteban celebraba con sus compañeras de 'Sálvame' la recta final de su soltería y se lo pasaba estupendamente. Lo que no podía imaginar era que, días después, se encontraría con que todo el mundo ha podido saber qué pasó en esta fiesta. Qué bebieron, qué comieron, cuánto costó, quién dio plantón... Sabemos todo lo que ha pasado y te lo contamos en exclusiva.

Artículo relacionado

Ya no queda nada para que Belén Esteban y su Miguel se den el esperadísimo ‘sí, quiero’. Su gran día será el próximo 22 de junio, pero a Belén aún le esperaba una gran sorpresa. Tras celebrar su despedida de soltera durante tres días en Ibiza con las amigas de toda la vida, Belén disfrutó este pa- sado domingo de una segunda despedida con sus compañeras de programa, un fiestón que duró doce horas.

Los encargados de organizar la segunda despedida de Belén fueron Rubén, el gestor de la coctelería Chicote –que es muy amigo de las chicas– y Carlota Corredera. A partir de las 12, empezaron a llegar las invitadas. Las primeras, Belén Ro y Laura Fa. Belén estaba encantada de encontrarse con sus compañeras de tarde y de fatigas. Lydia prometía amenizar la despedida con sus bailes, pero no se olvidaba de recordar que era el gran día de la novia: “Ella es siempre la salsa de estas fiestas”.

Belén no tenía ni idea de lo que le esperaba. “Me ha recogido un chófer y me ha dicho: coge el pasaporte y las chanclas. Y yo: ‘¿Perdona?”, decía al bajarse del coche. En el bolso, llevaba “un biquini, un vestido de playa, una toalla, la insulina, tacones y un vestido para salir”. El chófer la dejó en el hotel de Las Letras, en pleno centro de Madrid. Allí habían alquilado la suite presidencial…

-> Podrás leer el reportaje completo en exclusiva en tu revista 'Lecturas'.